Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

lunes, 8 de septiembre de 2014

¿La nueva barbarie del Siglo XXI?

Por: Víctor Raúl Trujillo de Zela
        Jaicec Espinosa Sandoval

La ejecución pública de dos periodistas norteamericanos- uno judío-norteamericano- y el estremecedor relato de un joven musulmán que fingió estar muerto entre los cadáveres de sus compañeros recién asesinados, han horrorizado al mundo. Debido a que esta secta extremista sunita quiere implantar un Estado o Califato único en el mundo islámico, asesinando a los chiitas- la otra gran rama del Islam- y a los mismos sunitas no extremistas como ellos, además obviamente de judíos, cristianos y de todo aquel que no comulgue con sus irracionales ideas.

Lo particular del caso es que este grupo fanático y demencial, como lo fue Sendero Luminoso vinculado al tráfico de drogas, tiene adeptos en el mundo entero, en especial en países europeos, de donde están reclutando a miles de jóvenes, no necesariamente de ascendencia árabe, que están haciendo causa con este nuevo flagelo político-religioso para la humanidad. Gran contradicción para un mundo que gracias al libre pensamiento y a la vertiginosa revolución tecnológica, ha llevado a la humanidad a elevar considerablemente su nivel de vida, pues en todo el mundo se come mejor y se vive más que hace cien años, sin que ello signifique que se haya podido desterrar la desigualdad entre ricos y pobres, que a pesar de todo es mucho menor que antes, gracias al crecimiento global de la clase media, según cifras de organismos internacionales.

Así, en este mundo interdependiente, en el que la colaboración mutua parecía ser el único camino para la convivencia pacífica entre los pueblos, los resultados no han sido del todo los esperados. En el siglo XXI han aumentado los conflictos entre países y regiones, sea por motivos religiosos o limítrofes, llegando a estallar algunos en conflictos bélicos, como ha sucedido entre varios países de la ex URSS, teniendo como más reciente el caso de Rusia y Ucrania. Y hasta en la propia América Latina, entre otros el diferendo limítrofe entre Perú y Chile, el cual fue resuelto de la manera más civilizada, acudiendo al ente internacional correspondiente.

¿Qué es lo que está sucediendo entonces? ¿Por qué el Estado o Califato islámico cuenta con aproximadamente 8 millones de contribuyentes en el mundo entero? Nadie lo sabe. Al momento se están ensayando varias respuestas y explicaciones. Algunos pensamos que la desaparición de los grandes paradigmas que explicaban nuestra presencia y orientaban nuestra conducta ya no tienen vigencia, por lo que existe una aparente desorientación generalizada que comienza a reflejarse en las conductas en el hogar y en la escuela, donde padres y maestros no logran sintonizar con los nuevos conocimientos y costumbres, que desde muy pequeños la gran mayoría va adquiriendo gracias a la tecnología de las comunicaciones.

Es tarea inmediata de los líderes mundiales, de los gobiernos, de los centros educativos y organizaciones civiles del mundo entero encontrar salida a este gran dilema, sin caer en la nostalgia del pasado, para garantizar la convivencia pacífica y el progreso de los pueblos.

http://www1.larazon.pe/la-nueva-barbarie-del-siglo-xxi/