Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

martes, 26 de agosto de 2014

El PPC: Siervo del #GobiernoConyugal

Por: Jaicec Espinosa Sandoval
Para nadie es un secreto que en Lima, Susana Villarán es la gran aliada del gobierno conyugal, tanto así que la alcaldesa se ha atrevido a decir que cuenta con el voto Nadie Heredia. Por ello durante el proceso democrático de revocatoria que enfrentó la alcaldesa a la mitad de su gestión, debido a su inacción política para resolver los problemas más urgentes de la ciudad y a los múltiples escándalos de corrupción que envuelven su gestión, contrató (nadie sabe con qué dinero) al trotskita–lobista, Luis Favre, el mismo publicista que llevó a los Humala-Heredia al poder, que hoy es el encargado de las cortinas de humo del gobierno y que dirige la estrategia para que Nadine Heredia pueda postular el 2016.

Este proceso democrático que marcó la cancha política entre el gobierno y la oposición, tuvo un ajustado resultado, tan apretado que fueron recovados los regidores oficialistas, salvándose solo la alcaldesa. Esta salvada por un pelo, fue gracias a que el PPC, en contra del sentir de sus bases, decidió apoyar a Susana Villarán, la misma que había derrotado a Lourdes Flores gracias al ilegal chuponeo telefónico que la lideresa del PPC sufrió.

Tiempo después, cuando el estrenado gabinete del lobbista René Cornejo se presentó ante el Congreso para pedir el voto de confianza, el cual le fue negado en un inicio, el PPC cambió su voto tras el risible compromiso de que Nadine Heredia dejara de tener injerencia en las decisiones de gobierno, lo que de por sí es ilegal. Dicho compromiso fue un saludo a la bandera y solo fue creído por el PPC, que una vez más jugó para el gobierno.

Ahora, tras escándalos de corrupción, desaceleración de la economía, aumento de la desnutrición, avance galopante de la inseguridad ciudadana y más injerencias de la primera dama, se presentó el gabinete Ana Jara para pedir de manera altanera y soberbia el voto de confianza, el cual no pudo conseguir en un primer momento, pues la oposición se negó a darle su confianza si no daba muestras verdaderas de un cambio de rumbo en su accionar político, no para satisfacer a la oposición, sino para volver a poner al Perú en la senda del crecimiento económico, de la cual este gobierno nos viene alejando.


Lamentablemente, y por favores que solo Dios y Nadine Heredia saben, el PPC volvió a jugar a favor del gobierno, negándose a votar en bloque con la oposición, votando tibiamente por una abstención que solo tuvo por objeto restar votos a la oposición para que así el gobierno conyugal pueda alcanzar el tan ansiado voto de confianza. Con todo esto, ya sabemos para qué lado tira el PPC, sobre todo con el rumor conocido por todos, de que un estudio de abogados ligado al PPC estaría estudiando los mecanismos necesarios para que Nadine Heredia pueda postular el 2016.