Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

lunes, 23 de julio de 2012

Las Olimpiadas del ¡Oro sí, agua no!. Por Diego Collado


Compartimos el siguiente texto del sopero y colaborador Diego Collado, dirigente estudiantil de la Facultad de Ciencias Económicas de la Univ Nac. Federico Villarreal. La Sopa Teóloga no se responsabiliza por el soboneo con su profesora.


Mes Patrio, mes de anticuchos, música criolla y de comercio ambulatorio por doquier, total los peruanos han cobrado su gratificación de medio año y toman la decisión de ahorrar o gastar (generalmente es gastar). En estas épocas es donde aumenta el optimismo económico ya que los peruanos de a pie relacionan la cantidad de dinero en sus manos con estabilidad o crecimiento macroeconómico y por ende sube la aprobación a la gestión presidencial.

Se viene 28 de Julio y las encuestadoras hacen lo suyo, reportan la notas de fin de ciclo de nuestro querido y  nada pisado presidente Ollanta Humala, es que se cumple el primer año de gestión y  salen de sus cuarteles de inviernos variopintos personajes que fungen de analistas y economistas a dar sus opiniones sobre la tan mentada gestión presidencial.

Según Datum, la nota de fin de ciclo es  11.4 sobre 20, pero qué lisura! Esto parece el gobierno de Toledo, donde todo hacía pensar que no se llegaba a cumplir los 5 años de gestión por la alta desaprobación.  Regresando al 2012 la nota llega a ser aprobatoria gracias a los engreídos de Ollanta, sí aunque parezca increíble y contra todo pronóstico la clase A/B, es decir la cuchomilésima parte de la población peruana, los mismos que votaron por PPK en primera vuelta y por Keiko en segunda, de Ripley ¡Believe or not!. Esto genera una pregunta con respuesta incluida: ¿Dónde quedaron los pobres que no tiene la suerte de saber qué es internet, que no tienen los servicios básicos como agua y desague y luz eléctrica? Los olvidados de Dios o embaucados por Ollanta.

El estribillo de moda
Para los encuestados el punto fuerte de Ollanta es la implementación de programas sociales. Lo negativo: EL RESTO. Un universo de motivos que generan la indignación como la sensación de desgobierno, la inseguridad, la corrupción, y un largo etc. Todo un Conga de motivos, a propósito de Conga, es la semana de Olimpiadas, Ollanta pidió a los atletas nacionales que traigan el Oro! Una frase que se me viene a la mente es: ¡ORO SI – AGUA NO! Esperemos que ninguno de nuestros atletas sea de Celendín.

Esto de la implementación de programas sociales, ¿cómo son financiados? Pues con muchos Congas regados a lo largo del territorio. Personalmente no me encuentro a favor de la minería en cuanto está siendo utilizada para financiar  programas sociales en abundancia  que son paños fríos para aliviar la fiebre, es decir, el dinero por concepto de cannon y regalías debe utilizarse para impulsar definitivamente nuestra economía aún subdesarrollada con  una mejor educación y  medidas que apoyen contundentemente la industrialización (transformación de materias primas), no siempre habrá commodities y para ese momento debemos estar preparados. Pienso a su vez que los programas sociales  son necesarios pero no se debe abusar de ellos pues como repito sólo son un alivio pero no una solución.  Ollanta ha convertido esta estrategia  en su caballito de batalla para el 2016 (¿quién postulará?) aprovechándose de la necesidad de la gente. Gente a la cual le prometió que Conga no iba cuando era aún un postulante.

Me encuentro ahora en una disyuntiva, si es que Conga no va ¡Quedará minería informal! La mayor inversión radica en el hallazgo y  comprobación del Oro (en el caso de Conga) y ahora que se ha comprobado hay gallinazos como Gregorio Santos queriendo robar el fruto de la investigación e inversión de otros. Obviamente es preferible minería formal a informal. Ya sabemos los estragos causados por la minería irresponsable (véase caso Tambo Grande y Madre de Dios).

Para cerrar y volviendo al tema este de las notas de fin de ciclo: ¿Qué nota le pondrían a la gestión de Nadine Heredia?...Digo: ¿Qué nota le pondrían a la gestión de Ollanta Humala? Y por último un saludo afectuoso a la profesora Verónica More que yo sé me pondrá mejor nota que la de Ollanta.