Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

lunes, 4 de agosto de 2014

El Callao cambia, sus políticos no. Por Luis Zaldívar


En las últimas semanas el proceso electoral en el Callao por fin se ha comenzado a poner interesante con máquinas políticas de todo tamaño terminando de consolidar sus listas y la extraña red de alianzas de dudosa estabilidad enfilando a sus candidatos hacia lo que probablemente sea otra campaña donde compiten las organizaciones en cantidad de dinero y capacidad organizativa, pero no tanto en calidad de candidatos o propuestas de campaña.

Como se había señalado desde principios de este año[1], la principal novedad en el Callao es el fraccionamiento interno del movimiento Chimpum Callao luego de que se descubriera que el alcalde de la provincia Juan Sotomayor mandaba a chuponear al presidente regional Felix Moreno. Increíblemente,  otro escándalo de corrupción de 9.5 millones de soles[2] y una extraña serie de negociaciones han sido razón suficiente para mantener juntos a los involucrados[3], aunque ahora compitan con el ex Secretario General del movimiento Víctor Albrecth –que va con el fujimorismo- y con varios ex candidatos de Chimpum que así como si nada ahora postulan con otros colores. Aún si superan la tacha que no les permitiría postular por un formalismo[4], queda bastante en claro que el movimiento fundado por Alex Kouri no es ni la sombra de lo que fue, y que sus candidatos no pasan de ser financistas de sus propias campañas que buscan aferrarse al poder. Para mala suerte de ellos, ahora no son pocos con dinero y ambición de llegar al poder, y un sin número de candidatos postulan tanto a la región como a los municipios. 


 En general los chalacos parecen haber estado contentos con el desempeño que ha tenido la región en los últimos años, lo que no debería sorprender considerando que el presupuesto de la región se incrementó de aproximadamente 221 millones de soles el año 2004 a 756 millones y medio el presente año. Casi todos los alcaldes han sido reelegidos en los últimos años beneficiados por un incremento de más del 300%, lo cual se ha visto traducido en una buena cantidad de obras y un gasto impresionante en mantener sus portátiles electorales con pequeños trabajos como serenazgos incapaces de perseguir a un ladrón o barrederos que sólo trabajan 3 horas al día. Ni que decir de los conciertos subsidiados por el gobierno regional y las municipalidades, fuentes inagotables de demagogia populista. Lo cierto es que hasta hoy si llegabas a ser alcalde de un distrito en el Callao tenías suficiente dinero para reelegirte sin mucho problema.


Pero las cosas, tal vez, estén cambiando en el primer puerto. Llegando casi al millón de habitantes, el Callao se está transformando rápidamente y con él sus necesidades. La diferencia de los chalacos de hoy con los de hace 15 años es bastante fuerte[5]; hoy un 41.9% de las mujeres está dentro de la población económicamente activa (antes era del 32%), la población con educación superior ha pasado del 29% al 43%,  el promedio de hijos por pareja se ha reducido a sólo 1.4, los chalacos nacidos en provincias como Piura, Ancash, Lambayeque, Cajamarca y Junín suman hasta un 20% del total y la población evangélica está creciendo a una taza de 10.5% anual. Si a eso le sumamos el obvio crecimiento económico que comparte con Lima, queda claro que la mayor parte del Callao está que se parece cada vez  más a un distrito de clase media limeño como Los Olivos a un barrio criollo de clase baja como Barrios Altos, que es como tradicionalmente nos hemos visto los chalacos.

Es por esta razón de que el principal pedido de la población hoy es seguridad, porque ahora hay más propiedades y dinero. Frente a esta realidad, los candidatos destacan por su medianía, y los alcaldes reeleccionistas terminan siendo el mal menor al apostar por continuar las obras que su gran presupuesto le permite, aunque nadie reflexione en cómo se está desperdigando el dinero de una de las regiones más ricas del país.

¿Qué pasará en el Callao? Tres meses de campaña son siglos en el calendario político.




[1] http://lasopateologa.blogspot.com/2014/01/politica-en-el-callao-el-mar-de.html
[2] http://www.larepublica.pe/12-03-2014/callao-asi-opero-la-maquinaria-que-robo-fondos-municipales
[3] http://www.exitosadiario.pe/politica/moreno-sotomayor-y-marcos-no-quieren-dejar-poder-en-callao
[4] http://elcomercio.pe/peru/callao/declaran-improcedente-listas-chim-pum-callao-noticia-1746825
[5] Ver aquí el perfil sociodemográfico del Callao: http://proyectos.inei.gob.pe/web/biblioineipub/bancopub/Est/Lib0838/libro14/libro.pdf