Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

miércoles, 8 de agosto de 2012

Los errores y horrores del gobierno. Por Víctor Raúl Trujillo y Jaicec Espinosa



Advertencia: El texto a continuación es una colaboración de Víctor Raúl Trujillo de Zela y Jaicec Espinosa Sandoval . La Sopa Teóloga no se responsabiliza por sensibilidades tocadas ni las buenas fuentes aquí señaladas. Las siguientes líneas fueron publicadas el domingo 5 de agosto de 2012 en el diario La Razón.


Muchos guardábamos la esperanza de que, en su mensaje a la nación del pasado 28 de Julio, el presidente Humala fijara el rumbo político y económico del país; sin embargo, su tedioso y monótono discurso fue una larga lista de programas de inclusión social de corte asistencialista, sin siquiera fijar metas para el año 2013, sino todo referido a un lejano 2016, con una o dos excepciones como el seguro oncológico, aunque sin conocerse su financiamiento.

Algunos consideran que el discurso no fue tan malo, justamente porque en concreto no dijo casi nada, pero las omisiones son graves por cuanto el Perú, como lo afirman prestigiosos economistas de dentro y fuera del país, va a ser indudablemente afectado por la muy débil recuperación de la economía norteamericana, cuyos últimos datos respecto al desempleo vuelven a ser preocupantes y por la situación de Europa que todavía no ve la luz al final del túnel.

Además, algunos países europeos se siguen hundiendo en la recesión y en el desempleo, mientras Alemania duda en apoyarlos a través del Banco Central Europeo, por lo que el euro se tambalea haciendo que las exportaciones hacia Europa y Estados Unidos disminuyan considerablemente. Agregándose a ello, la sequía que se está produciendo en el poderoso país del norte hará que, indudablemente, suba el precio de los commodities, lo que a su vez reducirá los niveles de nuestra demanda interna. Y como si esto fuera poco, la poderosa economía del gigante asiático también tiene ahora tasas de crecimiento de un solo dígito, lo que reducirá aun más el nivel de nuestras exportaciones, afectando la caja fiscal para gastos en obras de infraestructura e inclusión social y,  por tanto, la tasa de crecimiento económico y desarrollo social de nuestro país.

Por otro lado, el sector privado todavía no se decide a invertir en los niveles que se proyectaban, debido a la incertidumbre reinante en cuanto al curso que la economía y los conflictos sociales han de seguir. Asimismo, es también muestra de esa incertidumbre lo que viene sucediendo en el ministerio de educación, donde la incompetente ministra, con el mayor desparpajo e irresponsabilidad, desactiva la Ley de Carrera Pública Magisterial, reconocida como un significativo avance para mejorar la calidad de la educación en el Perú, dando su brazo torcer ya no solo a las demandas del SUTEP, sino lo que es muy grave, a las del CONARE.

Se sabe además, de muy buena fuente, que existen disputas y descontento en las fuerzas armadas, producto del irrisorio aumento que estaría por anunciarse, y el afán de mantener el poder de un pequeño grupo alrededor del asesor de seguridad, aunque ello signifique inesperados cambios en la cúpula militar, lo que es una muy preocupante situación.

Roguemos a Dios porque esto cambie, de lo contrario se podría retroceder en lo avanzado los últimos años, tanto en crecimiento económico como en reducción de la pobreza. Esto último, fundamentalmente durante el gobierno de la justica social, el gobierno de Alan García.