Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

lunes, 4 de febrero de 2013

Los objetivos del trotskista Favre en el Perú*. Por Jaicec Espinosa


Inicio esta columna lamentando el accidente vehicular sufrido por la Sra. Nadine Heredia en una de sus raudas marchas a palacio, en una caravana que por el impacto sufrido por el vehículo, se puede imaginar iba a gran velocidad. Le deseo una pronta recuperación a la primera dama, no sin antes anotar que la placa del automóvil en el que se desplazaba pertenece a la ONG prochavista Instituto para la Promoción de la Identidad y Desarrollo Nacional (Prodin), hecho que debe ser aclarado.

Esta semana han quedado al descubierto los inmediatos objetivos del Sr. Luis Favre, el empresario y marketero político, de intereses fundamentalmente brasileños, quien fue asesor de la campaña del presidente Humala el 2011, pero que se alejó de él cuando las relaciones entre Perú y Brasil, tan estrechas durante la campaña y los primeros meses de gobierno, se deterioraron cuando el Perú se inclinó por la compra de aviones Surcoreanos en lugar de los aviones Embraer brasileños, entre otro tipo de grandes negocios e inversiones en el país.

Es en esos momentos que los comunistas ortodoxos, pero amigos del PT de Lula como Javier Diez Canseco, no olvidemos el origen trotskista del PT al igual que el de Favre, recurren a éste como su salvador en el gran “frente transformador” que preparan todos los grupos comunistoides,  caviares y hasta ex asalariados fujimoristas (Álvarez Rodrich, Rosa María Palacios) para el 2016. Teniendo como globo de ensayo la alicaída campaña por No en el proceso de revocatoria que se realizará el siguiente mes y al que se han sumado al bando comunistoide los “tontos útiles” de siempre Perú Posible,  Acción Popular y hasta la cúpula del PPC, etc.

En ese sentido Favre, como jefe de campaña del No en la práctica, señala como condición sine qua non para poder revertir las tendencias en las encuestas, representar la campaña del Sí en la figura de Alan García ex presidente del Perú y líder del partido más importante y organizado del país. En una suerte de todos contra el Apra. Además de expectorar a Mariátegui de Correo, por ser el periodista que inició y desnudó como mucha agudeza, las grandes deficiencias de la pésima gestión de la Sra. Susana Villarán.

Es decir, singularizar en estos dos personajes el rechazo que nació en los verdaderos estratos populares de Lima, en la misma calle, de abajo hacia arriba a la gestión de la alcaldesa por el incumplimiento de sus promesas, los indicios de corrupción y las graves denuncias de quienes hasta semanas atrás, los jóvenes regidores del PPC señalaban, como los otorgamientos de rutas de transportes y los millones de soles que se gastan en consultorías a los amigos caviares de la alcaldesa, atrincherados en su bunker, la ex PUCP.

Esta es pues la estrategia y objetivos trazados por Favre para sus empleadores, los líderes de la “Gran Transformación” con el pudiente Siomi Lerner a la cabeza, versión masculina de Anel Townsend por la cantidad de partidos en los que ha militado.