Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

domingo, 6 de enero de 2013

c. MANUEL CERNA: crónica de un mártir reivindicado. Por Hernán I. Hurtado Castro

Manuel Cerna Valdivia FAJ Hernán Hurtado Castro
c. Manuel Cerna Valdivia

 …¨los que supieron morir gloriosamente por la causa del Pueblo… El c. Morazo, luego de trazar la semblanza del héroe, rememoro los momentos que vivió junto a Cerna Valdivia, en la prisión y en los lugares de tortura que la tiranía usaba para doblegar a quienes luchaban por la libertad…Pero nunca pudo conseguir que los apristas cedieran –dijo- porque en el Partido existieron hombres como Manuel Cerna, que se sacrificaron heroicamente para alumbrar al país el camino de su liberación”
La Tribuna, Lunes 25 de Abril de 1948, pp. 10

En los años de la gran persecución del APRA (1932-1945) se forjó la generación de la Federación Aprista Juvenil (FAJ) –fundada el 7 de Enero de 1934-. Aquel Perú donde no se hablaba de ONG’s y mucho menos de Derechos Humanos, cuando la política gravitaba en las notables familias aristocráticas que se veían amenazadas por el desborde popular y fenomenal que despertó el aprismo. Las clases medias y sectores obreros, sobre todo jóvenes, se encausaron en la nueva política. Lamentablemente la fraudulenta victoria de Sánchez Cerro a fines de 1931 abrió el primer capítulo de masacre aprista.

c. MANUEL CERNA: crónica de un mártir reivindicado. Por Hernán I. Hurtado Castro
Así encontramos
el nicho del mártir fajista en 2011

Este ejército juvenil comandó la resistencia y activismo en momentos que, tras la imposición de Benavides y luego de una falsa “tregua”, imperaba y se recrudecía la clandestinidad, con dirigentes desterrados o presos y una poderosa campaña estatal y oligarca contra el aprismo. Se fomentaron todas las condiciones para desaparecer al naciente y revolucionario Partido Aprista. Sin embargo el temple espiritual para sobrevenir la tortura, el abuso, la cárcel y la muerte le dieron el sitial inmaculado en la historia de los movimientos revolucionarios. Vale señalar que aun la historia de la academia se ha ocupado en menor cuantía o minimizado estos acontecimientos.

Antaño se recordaba y homenajeaba a los mártires de la FAJ, incluso se realizaban romerías en el mar de Grau. Me llama poderosamente la atención que en las Tribunas de la Luna de miel democrática (1945-1948) se dedicaban editoriales y páginas enteras a la actividad proselitista juvenil en semanas radiales, -cómo han cambiado los tiempos...-, y no escapaba oportunidad para rendirle justo tributo a la generación predecesora que murió en combate y un connotado caso es el de Manuel Cerna Valdivia quien logró escapar de un primer intento de asesinato en la isla del Frontón y en su retorno a nado, y desarmado, es disparado a quema ropa y muerto inmediatamente. Recuperar su cuerpo y enterrarlo clandestinamente fue una hazaña de sus compañeros fajistas ante la alerta de la soplonería y las balas de la tiranía ¿Lo habrán logrado?

c. MANUEL CERNA: crónica de un mártir reivindicado. Por Hernán I. Hurtado Castro
Cerna hoy yace a la izquierda
de la Cruz del Baquijano y Carrillo

Este ejército juvenil comandó la resistencia y activismo en momentos que, tras la imposición de Benavides y luego de una falsa “tregua”, imperaba y se recrudecía la clandestinidad, con dirigentes desterrados o presos y una poderosa campaña estatal y oligarca contra el aprismo. Se fomentaron todas las condiciones para desaparecer al naciente y revolucionario Partido Aprista. Sin embargo el temple espiritual para sobrevenir la tortura, el abuso, la cárcel y la muerte le dieron el sitial inmaculado en la historia de los movimientos revolucionarios. Vale señalar que aun la historia de la academia se ha ocupado en menor cuantía o minimizado estos acontecimientos.

En 2011 encontramos el nicho del c. Manolo Cerna abandonado, casi destruido y una pronta demolición amenazaba su recuerdo (en 2012 el cementerio Baquijano y Carrillo del Callao es proyecto a Patrimonio históricocultural por la UNESCO). Entre una improvisada limpieza y furtiva romería nos comprometimos en reivindicar al mártir chalaco -ver fotos-. Compañeros jóvenes de diversas bases funcionales y territoriales promovimos el Comando Manuel Cerna enviando cartas a las autoridades del PAP para reubicar a Cerna, lamentablemente la respuesta fue un silencio sepulcral mas hiriente que el del mismo Cerna. Nuestra histórica mística se cimentó con la sangre de hombres valientes y a ella acudimos en apoteósicos discursos, pero pareció poco importante ante la campaña congresal y otras frivolidades antes que la propia historia del Partido.
Actividad cultural realizada por los 78 años de la FAJ
Algunos compañeros comentan que aquel nicho fue sólo simbólico de parte de los estibadores chalacos a Cerna. La c. Teresa Claros, conocida desde siempre como "Toa", desde niña colaboró con el partido y asistió a Manuel Cerna, recalca que nunca se encontró el cadáver y sólo se depositaron sus ropas y bandera indoamericana en el ataúd. Lo cierto es que el nicho fue demolido y se ha construido (2012) uno simbólico en la rotonda central del Baquijano y Carrillo. Lo cierto es que después de tan agitada vida silenciada con la muerte hoy es invocado en un justo espacio para la memoria y conciencia de las futuras generaciones.
c. MANUEL CERNA: crónica de un mártir reivindicado. Por Hernán I. Hurtado Castro
Nicho actual de Manuel Cerna Valdivia desde enero de 2012

A los 79 años de la FAJ (2013) no soy autor material de la reubicación de Cerna, aún así estoy convencido que contribuimos en recordarlo, difundiendo el contexto en que nació la FAJ, antesala junto con el Sindicato de Apristas Universitarios de la Juventud Aprista Peruana (JAP) y el Comando Universitario Aprista (CUA), y sobretodo saludándolo con la continuación de avanzar a la tierra prometida del pan y libertad.

Ver también links de interes sobre Ramiro Prialé