Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

domingo, 16 de agosto de 2015

El Ministerio de la Juventud, agenda que el Callao debe sumar. Por Ángel Montero

Angel Montero, Secretario de Juventudes CTP
Existen muchas razones para que el joven chalaco vuelva a retomar interés y posicionamiento real en su comunidad, no solo por civismo, sino porque como primer puerto del país corresponde retribuir la identidad y el amor que demasiados hombres y mujeres forjaron para tener lo mucho o poco que hemos conseguido a lo largo de la historia; en ese sentido algunos movimientos y/o colectivos realizan denodados esfuerzos para que brote este impulso, algunos gobiernos locales chalacos se han sumado y han implementado una agenda de coyuntura con beneficios pragmáticos, quizás por los cortos plazos en los periodos de gobernabilidad, y porque su población es quizás mayormente juvenil como (Carmen de la Legua, Ventanilla e incluso el Nuevo Distrito de Mi Perú); pero estos beneficios no llegan completamente al acercamiento de los jóvenes para poder guiarlos, capacitarlos y promoverlos a la altura que les corresponde, pues a pesar del presupuesto a nivel Macro, también hay una expresión popular por retomar la Gerencia Regional de Juventudes (fusionada a dirección y mezclada con otra gerencia) y/o crear fuentes de diálogo tripartito con la ciudadanía juvenil organizada, ante ello ¿es suficiente la preocupación, o no existe tal?

"La última data nos dice que autoridades electas menores de 35 años en el callao, los contamos con los dedos de las manos, y si bien “existe una población del 20% joven (entre 18 a 29 años) que asciende a un poco más de 200 mil ciudadanos, según las cifras del INEI”, estamos seguros que la mejor formación educativa, laboral, técnica y también ´política´ es en el campo de acción."

Por ello, resalto que hace una semana el ex presidente Alan García, propuso ante centenares de jóvenes profesionales el “Ministerio de la Juventud” como un shock de propuestas y alternativas de cara a los próximos años, de seguro como estrategia de renovación política ante el bicentenario del país y que evidentemente la propuesta es reingeniería de "innovación, ciencia y tecnología”, respaldada por diferentes profesionales técnicos y civiles, sobre todo porque el joven tiene que ser desburocratizado, escuchado y merece un reconocimiento ante la escuela de la vida que es su propia juventud.

Entendemos que tampoco se pretende hacer un feudo juvenil, pero si darle al joven organizado espacios de diálogo y propuestas evaluadas técnicamente, como por ejemplo reactivar el alicaído SENAJU por un “Instituto de la Juventud” que ha funcionado bien en otros países, fortalecer la "MDSJ del Mintrape", para la buena ejecución de programas de empleo, bolsa laboral, prácticas pre profesionales, núcleos ejecutores rurales, créditos de Mypes, entre otros; Reflotar “Beca 18” o “ProJoven” no solo cambiándole el nombre sino que realmente llegue la capacitación y convenio al necesitado sin inflar cifras, Obviamente recuperar espacios en el deporte, la salud, y medio ambiente que necesita también de la ya mencionada “innovación ciencia y tecnología” que se podría implementar como plus de capacitación y mecanismos de proyectos reales evitando así, derogadas leyes como la famosa “Ley Pulpín” en la que muchos jóvenes haciendo uso de nuestras facultades democráticas salimos a las calles a protestar ante la injusticia e ineficacia sobretodo del gobernante y su gabinete.

Más allá de simpatías nuestro norte la deberá llevar un joven menor de 35 años como voz chalaca de juventudes, y de seguro que habrá un debate, para que este Proyecto Ley, deba ser escuchado, promovido y promulgado, evitando ser escondido nuevamente.