Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

viernes, 3 de junio de 2011

Mar de vanidades - Pucha, ¿si no voto por Humala gana Keiko? ¿Si no voto por Keiko gana Humala?




Diálogos de Veterano y Bisoño-2

Veterano y Bisoño se encuentran en la cafetería de la Casa del Pueblo. Deciden tomarse cada uno un café compartiendo a medias un sanguchito. No hay otra manera porque la calle está dura y no hay plata. No “chorrea” nada a la gente del pueblo, así sean apristas.

---Don Veterano, ¿ya decidió su voto?

---No, mi estimado Bisoño, creo que no votaré por ninguno. En la polémica del domingo se me despintó el cachaquito. Se nota que le dictan todo y lo manejan. Y la gorda es más caradura que su papá, que dirige toda la campaña desde su cárcel dorada en la DIROES.

---¿Por qué tiene tantos privilegios Fujimori si purga condena por corrupción y delitos contra la vida?

---Habrá que preguntarle a algún dirigente del partido, si es que alguno se digna aparecer hoy día por aquí. Es evidente que alguien se hace de la vista gorda.

---Es verdad, don Veterano. ¿Y qué le parecieron los mítines de cierre de campaña de los dos candidatos?

---Ver a Keiko con PPK y la señora Meche Araoz en un mitin y a Humala con Toledo y el hijo del escritor Vargas Llosa en el otro, me confirma que los políticos peruanos no tienen bandera. Con ellos no funciona eso de “tócame que soy realidad” sino más bien “no me toques que apesto”. Son un asco.

---Creo que también votaré viciado o en blanco. No solo por estos apoyos con tufo de corrupción. Toda esa gente rojona de la plana mayor de Humala escribe en los periódicos elogios de la dictadura de Velasco y son antiapristas furiosos. Van a intentar capturar las universidades y los medios de comunicación y actuar como dictadores. Allá los tontos que se dejan engañar.

---Sí. Esos son los humalistas caviares pituquitos que quieren tomar el poder en Lima. Estuvieron con Fujimori y con los dos últimos gobiernos cobrando caro con sus ONG’s y ahora creen que pueden llegar a controlarlo todo. No son menos preocupantes que esos humalistas provincianos que organizan a los productores cocaleros de las zonas en emergencia, o  esos otros que son alborotadores disfrazados de líderes “étnicos”, o aquellos que agrupan a los mineros artesanales para que ninguna ley tributaria, laboral ni anticontaminación los afecte. Estos tipos son resentidos sociales profesionales que quieren imponer su dictadura contra toda decisión del gobierno o del sentido común. Frente a este panorama de lo que es el humalismo sólo hay dos posibilidades. O el señor Ollanta es demasiado tonto o en verdad es demasiado vivo. En ninguno de los dos casos merece el voto de un verdadero aprista.

Seamos sinceros, nada bueno puede salir de esto
---¿Y qué hacen los toledistas y los últimos sobrevivientes del Fredemo de Vargas Llosa con Humala?

---Durante la primera vuelta electoral esos tipos no solo criticaban sino insultaban a Humala. Han visto que las uvas estaban verdes y ahora buscan una tajada de poder de quien ven como ganador. Se van a vender al por mayor por uno o dos ministerios.

---De esa gente nada me sorprende. ¿Y el cachaquito cumplirá su promesa de no ser un nuevo Hugo Chávez? Creo que ni siquiera entiende el papel de “Hoja de ruta” que firmó.

---Es posible que tengamos una repetición al revés de los comienzos del gobierno de Fujimori de 1990. Aquella vez Fujimori tuvo un gabinete con unos tontos de la seudo izquierda para disfrazar sus verdaderas intenciones. Esta vez Humala hará un gabinete con tontos de derecha para ocultar sus verdaderos planes.
Veterano y Bisoño miran con angustia la última tajada del sanguchito de jamón del país que partieron en cuatro. Veterano se sacrifica y cede ese último pedazo al joven.

Todo lo que se hace por un minnisterio
---Gracias, compañero Veterano. Circulan por allí algunos chantajistas que dicen que si uno no vota por Humala, está apoyando a Keiko. Y tenemos aquí en el partido, para mi sorpresa, compañeros importantes que reclaman exactamente lo contrario: si no votas por Keiko, ayudas a Humala a destruir el aprismo.

---¿Y tú qué les responde a esos chantajistas?

---¿Quiere oír las palabras exactas?

---Mejor me las adornas un poco. Estamos comiendo. Por lo menos tú.

---A los chantajistas le digo que uno debe votar por lo que cree y por quien conoce. Los apristas no somos borregos de nadie. Que la gorda o el cachaco ganen con los votos de su propia gente, no con los ajenos. Gane quien gane, quiero estar con la frente en alto y decir bien claro que no me dejé chantajear por ninguno de los dos.

---Bien dicho, Bisoño. Creo que sacrificaré mi último sencillo para tomarnos una chela en la esquina. NI HUMALA NI FUJIMORI ¡SEASAP!