Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

jueves, 30 de junio de 2011

Rompecabezas humalista: Malhumores ante posible gabinete - Por Santorino Izquierdo


Lo que se dice por ahí: Ciertos personajes que se consideran bien informados, están difundiendo que el comandante Ollanta Humala ya habría decidido varios nombres de su primer gabinete. Se afirma que Daniel Abugattás sería primer ministro y que Marisol Espinoza sería propuesta para presidir el Congreso. Ministro de Economía sería Kurt Burneo; de Energía sería Carlos Herrera Descalzi; de Relaciones Exteriores, Manuel Rodríguez Cuadros; de Defensa, Aurelio Loret de Mola; de Justicia, Rosa Mavila; y del Interior, Carlos Tapia. En el ministerio de la Mujer habría dudas entre Aída García Naranjo o Anel Townsend y en el de Cultura, entre David Ugarte o Ruth Shady. Cierto o falso este rumor, ha generado mucha desazón.

Desazón vargasllosista: Ninguno de los recomendados por el Premio Nobel Mario Vargas Llosa habría sido considerado para el primer gabinete. Ni Beatriz Merino, ni Diego García Sayán ni Pedro Cateriano, generando amplio descontento en este apretado pero influyente sector político.



Que incómodo estar en esa mesa

Desazón chakanista 1: El grupo político Perú Posible del ex presidente Alejandro Toledo, que se ufanaba de obtener no menos de seis ministerios, sólo ha conseguido tres y en manos de personajes no muy íntimos de Toledo: Kurt Burneo, Carlos Herrera Descalzi y Aurelio Loret de Mola. Uno de los recomendados por el jefe chakano, Alfredo Ferrero, habría sido rechazado sin miramientos para la cartera del Mincetur por su persistente campaña a favor de Keiko Fujimori.  

Desazón chakanista 2: Mientras se difundía esta lista de nombres, el ex presidente Alejandro Toledo empezó a distanciarse del presidente electo. Desde Israel, luego de desaprobar el anuncio de exportar gas a Chile expresado por Humala en su encuentro con el presidente chileno Piñera, dijo a la prensa el ex presidente: «Hay dudas, hay dudas… Lamentablemente ahora soy el garante de la democracia en el Perú, sin ser el presidente». Así, ¿no? Hummm.

Desazón verde limón: La posible inclusión de Manuel Rodríguez Cuadros en el gabinete humalista sería parte de un acuerdo personal entre Gana Perú y el embajador. Un acuerdo enteramente ajeno al grupo Fuerza Social de la alcaldesa Susana Villarán del cual Rodríguez Cuadros fue candidato presidencial. Como prueba de ello, la señora Villarán no tuvo el menor gesto de apoyo de Ollanta Humala ante la imposición alanista del Cristo luminoso de poliéster en el Morro Solar. Peor aún, el comandante felicitó al presidente García por esa imagen que «unirá más a los peruanos». 


El nuevo gobierno va pareciendo un remake de Titanic

Desazón comunistoide 1: El abanico de grupetes comunistoides parásitos del humalismo tampoco está satisfecho con el posible gabinete. Por esta razón, el diario rojo trasnochado La Primera, que estuvo celebrando el triunfo electoral del comandante Ollanta como si se tratara del presidente socialista chileno Salvador Allende en 1971, ha expresado hace pocos días que «el líder nacionalista Ollanta Humala parece haber perdido contacto, eventualmente contra su voluntad, con los sectores sociales que impulsaron su candidatura y que lo llevaron al triunfo en las elecciones de segunda vuelta del pasado 5 de junio e inclusive no se reúne con los integrantes de la Dirección Política de Gana Perú, afirmaron ayer, con preocupación, fuentes de esta organización política». Humala estaría «cercado» o «secuestrado», no sabemos por quién.

Desazón comunistoide 2: La activista comunistoide (del partidito de Javier Diez Canseco) Aída García Naranjo, posible ministra de la Mujer e integrante de la Comisión de Transferencia del humalismo, anunció que Gana Perú mantendría la propuesta original de eliminar los despidos arbitrarios de trabajadores. Pronto fue desmentida por la vicepresidenta electa Marisol Espinoza y por el vocero de Gana Perú, Fredy Otárola, quienes aseguran que dicha propuesta ha sido eliminada de la estrategia de gobierno humalista.



Piloto automático y plegaria al cielo
 
Desazón del presidente García: No obstante la extensa «reunión amical» en Palacio de Gobierno entre el presidente Alan García y Ollanta Humala, el posible primer gabinete carece de personajes amistosos hacia el aprismo. Todo lo contrario. La prueba: ante el grave desgobierno y el vandalismo que han impuesto los movimientos organizados quechuas y aymaras en Puno y Juliaca, don Alan denunció que había detrás «intereses extraños» dirigidos a perjudicar al nuevo gobierno. García esperaba que Humala se sume a un pedido de cordura, pero no fue así. El comandante se alineó con los rebeldes y reclamó a García dar solución a «lo que demanda el pueblo», es decir, acatar al 100% lo que exigen las organizaciones rebeldes. Es decir, lo devolvió a la candela.

Desazón de los ex apristas: Fuentes muy bien informadas aseguran que un puñado de connotados disidentes del aprismo que arriesgaron todo a la candidatura de Humala, incluso poniéndose la camiseta de Gana Perú y haciendo campaña en diversos comités de provincias, hasta ahora no obtienen una cita con «Daniel» o «Siomi» para ver si obtienen algo del nuevo gobierno. Ojalá tengan suerte. Alas y buen viento.

Nadie quiere ver lo que se viene
Conclusión provisional: El origen de toda esta variopinta desazón, sin duda, es la falta de acceso de los diversos grupos de «notables» al núcleo central que toma las decisiones. Creyeron que eran parte de un amplio frente de grupos que compartían objetivos comunes y sólo son satélites de un caudillo de impredecible destino.