Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Susana Villarán y el Mercado de Santa Anita en 2007



Advertencia:
Esto no es parte de la campaña por la revocatoria, sino en honor a la verdad y la dignidad de los implicados en la cadena productiva mayorista.
Transcripción de un texto minado de Villarán cuando creía que defender a los pobres, desde la comodidad de un café miraflorino, era cosa fácil y retórica. Cinco años después todo le revienta en la pepa y acusa a los trabajadores del Mercado Mayorista de ser foco infeccioso que por cincuenta año ha emanado pus.

DEL CONSULTOR (Pp a5 El Comerio 29 de mayo de 2007) 

SUSANA VILLARÁN
Ex defensora de la PNP
No es un episodio cerrado 


"No todos los implicados en la invasión de Santa Anita fueron dirigentes manipuladores, pues existen muchísimas familias cuyo sustento diario quedó amenazado: cargadores, ambulantes, una inmensa red de micronegocios. Son miles. ¿Existe un plan municipal para organizar de manera inmediata una red de protección social?" Cincos años después le preguntamos ¿Existe un plan municipal...?

"No hay Estado de derecho que funcione si no hay justicia social. Santa anita no puede ser un episodio cerrado." Efectivamente este episodio fue cruentamente reabierto por la ineficiencia e incapacidad de gestionar un ordenado y organizado traslado cuando ya existían las condiciones mínimas para el nuevo mercado mayorista.

"Lo de ayer ha sido una prueba de fuego para muchas instituciones y actores políticos. El Poder Judicial puso en juego su capacidad de hacer cumplir sus decisiones y, aunque tarde, logró hacerlo, lo que legitima el Estado de derecho. La policía Nacional destacó por su capacidad de organizar una operación en la que el elemento disuasivo y el uso racional de la fuerza estuvieran armonizados para evitar víctimas por la resistencia activa de los invasores acantonados en el mercado, los cuales utilizaban niños y niñas como escudos humanos. Debemos alegrarnos del éxito de la operación policial, asó como de la labor de la Defensoría del Pueblo. A la hora de la verdad, quienes amenazaron con resistir a sangre y fuego retrocedieron ante lo inevitable, y evitaron así dolorosas consecuencias." ¡Tú lo has dicho Susy!