Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

viernes, 27 de mayo de 2011

Alfaro - No viciaré mi voto votaré por la china cara de poto. Por Luis Felipe Jave

Aquí en la sopa hacemos una contracampaña balanceada a los dos candidatos a la presidencia. De hecho, ya estamos en oposición desde que se creó el blog. Sin embargo, faltaba que un valiente defienda el voto a Keiko Fujimori, dado que ya el Dr. Parodi  ha llamado al voto por Ollanta en este mismo espacio. Así que nuestro gran amigo Luis Felipe Jave nos mandó sus razones para ponerse la naranja.


NO VICIARÉ MI VOTO VOTARÉ POR LA CHINA CARA DE POTO

Recibí de parte de nuestros compañeros y amigos de “La Sopa Teóloga”, el encargo de redactar un artículo que expresara las razones, debidamente fundamentadas, por las cuales votaré, en esta segunda vuelta de las elecciones presidenciales 2011, por la candidata de Fuerza 2011: Keiko Fujimori.

Es así que tuve, en esta tarea, un primer dilema: ¿Cómo titular este artículo?, ¿Cómo resumir en  un título que votaré por Keiko Fujimori a sabiendas de que tengo mucho que objetar al Fujimorismo y que en otras circunstancias jamás lo haría? Finalmente, después de mucho cavilar, decidí titular este artículo con el nombre de un grupo creado en la red social Facebook, que grafica de manera irreverente, la opción que tomaremos los que votaremos por la candidata Keiko Fujimori con cierta resignación.

Ahora bien, debo precisar que no creo en el voto blanco o viciado, si yo votara de esa manera me sentiría como aquel personaje bíblico – Poncio Pilatos –  que ante una decisión difícil, muy suelto de huesos, se lavó las manos. Así siento que actúan algunos ciudadanos peruanos al decir que los dos candidatos representan lo mismo y que por tanto da igual votar por uno u otro y que es mejor no votar por ninguno, pues no hay diferencias. En mi caso creo que si las hay y por tanto votaré por Keiko Fujimori.

Entonces, ¿por qué votaré por Keiko Fujimori?

Para proteger el modelo económico-político-democrático aplicado en estos últimos años, el cual ha demostrado, en el mediano plazo, ser exitoso. La reducción de la pobreza, la inclusión social, el respeto a las libertades y derechos fundamentales, cada vez más dejan de ser utopía para ser realidad. Este modelo que va de la mano con los parámetros establecidos en el Acuerdo Nacional (que también, recientemente, ha suscrito el Fujimorismo) debe ser seriamente cautelado a fin de no volver al caos que genera la visión de gobierno propuesta por el Comandante Humala.

Estatismo, restricción de la libertad de prensa, irrespeto al derecho de propiedad, descalabro de la democracia, etc., representa la propuesta primigenia del Comandante Humala, que por cierto, con mucha demagogia, ha ido modificando de acuerdo según el auditorio que lo escucha, teniendo así, en esta etapa de la elección, varias versiones del proyecto de gobierno del Comandante Humala.

Keiko Fujimori, sin embargo,  ha mantenido su propuesta sin variaciones sustanciales durante toda la campaña a pesar de sus detractores, lo que denota cierta seriedad en su actuación política, podemos estar o no de acuerdo en todo o en parte con sus propuestas,  pero no podemos negar que la candidata Keiko Fujimori plantea con claridad lo que desea hacer, sin alejarse del modelo que nos ha dado éxito.

Si bien Keiko Fujimori tiene el pasivo de las acciones delincuenciales cometidas en el gobierno de su padre, el dictador Alberto Fujimori, considero que es exagerado decir que participó directa o indirectamente en ellas y mas aún exagerado que repetirá las mismas acciones. Creo que el Fujimorismo como fuerza política ha entendido que su propuesta debe enmarcarse dentro de los cánones democráticos y así también que tiene una gran oportunidad para limpiar los actos oscuros cometidos en el gobierno del dictador Alberto Fujimori.

Así también, debo decir que en el tema importantísimo del respeto a los Derechos Humanos, a la candidata Keiko Fujimori, a nivel personal, no se le puede imputar la violación de Derechos Humanos, a diferencia del Comandante Humala que ya ha sido sindicado por distintos testigos por su presunta participación en delitos de lesa humanidad cuando en la selva era conocido como “Capitán Carlos”, en la localidad de Madre Mía.

Para finalizar, votaré por Keiko, porque a pesar de todo lo que arrastra en pasivos por la dictadura de su padre, al fin al cabo, es una propuesta que representa a PERUANOS que creen en ella, no es una opción configurada ni financiada por un GORILA VENEZOLANO (Chávez) que nos quiere convertir en una más de sus chacras, poniéndonos como terrateniente a un ex–militar ideológicamente trasnochado.


Luis Felipe Jave