Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

sábado, 13 de agosto de 2011

Coimisión de roben y gestión 2011. Por Hernán Hurtado

"La Red Ojo Izquierdo no se responsabiliza por el contenido de esta Columna"

En la Universidad Nacional Federico Villarreal hace tres años no tenemos representación estudiantil, y este año tampoco gobierno universitario autónomo, por las vergonzosas e inacabables pugnas internas. Ante esta situación la distinguidísima Asamblea Nacional de Rectores (ANR), en diciembre del 2010, impuso una categórica Comisión de Orden y Gestión que convocaría a elecciones a los tres meses de su instalación, pero a la fecha ya son 8 meses.

Las universidades públicas las gobiernan los docentes y estudiantes, a través de sus representantes electos, no las gobiernan personajes impuestos por la Asamblea Nacional de Rectores.

En la historia de los últimos 50 años ninguna Comisión Interventora ha cumplido su tiempo asignado, ninguna imposición de Rector o Dictadura asolapada ha devuelto por las buenas la Autonomía a las universidades. Sobre todo en contextos de Dictadura que engendran de por si minidictaduras en los claustros universitarios, ejemplos Velascato y Fujimorato. ¡El problema es muy grave! Entonces, si las universidades públicas con autonomía caminan mal y se les reprocha desidia política, incapacidad de gestión y multi taras de corrupción, evidentemente en un marco intervencionista la cosa es mucho más complicada. En Democracia elegimos a nuestras autoridades y tenemos cierta representación estudiantil y “cogobernamos”, por ende existen mecanismos para fiscalizar y denunciar lo que creemos y probamos que está mal. Sin embargo en INTERVENCIÓN - ¿Quién aboga por los universitarios?- los mandamás puestos a dedo imponen a su criterio Decanos y estos a su vez acomodan a su gentita en Jefaturas de Departamento y Direcciones de Escuela. Esta retorcida cadena del amiguismo, compadrazgo y compinchismo asienta y alimenta cada vez más sus eslabones.



En todo esto, ¿Los estudiantes dónde tienen voz y voto?
Quizá en falsas reunioncillas con sus nuevas autoridades autoritarias y en un infinito mar de informalidades, pero esto no es correcto ni es mejor que lo anterior.

Todos los males de la U. –antes señalados- acompañados de caballeros de buenas intenciones no fiscalizables, mucho pan y mucho circo no resolverán el problema, por el contrario, enquistan y condenan al turbulento retraso y mediocridad.

¿Quiénes son los más afectados? Dudo mucho que sean los rectores de turno, ni que lo sean los profesores nombrados; definitivamente los más afectados y maltratados somos los estudiantes. ¿Los estudiantes deben hacer algo al respecto? Sí, debemos pronunciarnos. ¿De qué orden y gestión hablan? Aún nos me queda claro, sólo podemos observar que la cabeza de esta comisión cambia cada cierto tiempo. Estas tres comisiones avisan “¡Pronto elecciones!” y contrabandean borradores de cronogramas con posibles Comités Electorales y recurrentemente volvemos a cero, como hasta hoy.

Volvemos al tema porque es menester dejarlo claro; desconocemos las políticas para ordenar y gestionar la UNFV, sólo sabemos que cada tiempo viene un nuevo abuelito bonachón a rellenarnos de cuentos chinos y mil maravillas para nuestra querida casa de estudios, nuestra UNFV.