Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

lunes, 8 de agosto de 2011

Ollanta, no me sorprendes, ni me asustas. Por Walter Abanto


Ollanta asústame, Ollanta dame miedo. Señor Presidente si me lee lo reto, pues nunca alguien de su nivel y capacidad, podrá asustarme ni me sorprenderá, simplemente le daré 3 grandes razones de por qué no me sorprende ni me asusta, señor Presidente:

1.       Designar militares en cargos de confianza es una práctica usual en todo mandatario que quiere que su poder sea seguro e inamovible: Si bien sabemos que usted tiene  una alianza con Perú Posible y nuestro jefe de defensa es ahora Daniel Mora (que casualidad, un militante del partido Perú Posible) no me sorprende. Si mal no recuerdo Daniel Mora representó al Perú en la declaración de Itamaraty de 1995, fue  general de campo y estuvo con Morales Bermúdez haciendo la estrategia adecuada para botar a los ecuatorianos de nuestro amado suelo patrio. Esta declaración que puso  fin al conflicto del Cenepa, se lo hago recordar por si acaso, por si lo ha olvidado y piense que aun estamos en conflicto.
Usted, era un capitán y estuvo en ese conflicto, claro, recuérdelo. Usted señor Presidente estuvo en una base de apoyo, en aquel conflicto. Usted sabe quién es Daniel Mora así que no se me haga el loco. Colocar a Oscar Valdés Dancuart su antiguo jefe e instructor en el ejército[1], como ministro del interior no me sorprende, después de de todo la policía es vista como un ejército aparte al nacional no?
Veamos la ficha del ministro:

Óscar Eduardo Valdés Dancuart
Óscar Eduardo Valdés Dancuart, es Teniente Coronel del Ejército Peruano, en situación de  retiro desde el año 1991. Graduado en la Escuela Militar de Chorrillos como Alférez de Artillería año 1972. Desempeñó puestos en el Ejército desde 1972 hasta 1991 como instructor en la Escuela Militar del Chorrillos, en la Escuela Técnica del Ejército, Escuela de Artillería. Fue jefe del Grupo de Artillería Blindado Nº 211 en Lima, jefe del Grupo de Artillería Nº 1 en Tumbes, jefe de la Oficina de Control de Adquisiciones en el extranjero del Comando Logístico del Ejército, jefe de la Oficina de Administración de Oficiales del Ejército, así como asesor del director de Instrucción del Ejercito. Desde 1992 a la fecha, se desempeñó como presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Producción de Tacna. Director de CETICOS Tacna. Actualmente es director general y accionista de la empresa Corporación ADC S.A.C. y presidente del Consejo Regional del SENATI Tacna – Moquegua.[2]+

Qué gran ficha señor Presidente, alguien que no sabe nada sobre qué es la policía y cómo funciona y ejerce su comandancia, qué genial. Señor Presidente la policía no es un cañón de artillería. Lo que usted quiere es que funcione como un cañón de artillería con una sola orden suya y salga disparado un pelotón de policías dispuestos a matar a quien sea sólo porque usted lo ordenó. Se lo vuelvo a decir, después de todo la policía es un ejército, aparte del Ejército Nacional ¿no?

De esta forma se asegura de que si uno lo traiciona, tiene al otro para asestarle el golpe por la espalda, son militares después de todo. Ambos lo obedecerán sólo a usted y tendrá al alto mando de nuestro Ejército de tierra y Policía de rodillas, sin sublevaciones. Porque la lealtad militar es algo que tanto como usted y yo sabemos es inquebrantable. Porque la traición al líder que ahora es subordinado es alta traición y conlleva al suicidio. Sé cómo es eso, señor Ollanta. Sé los códigos militares al revés y al derecho.

2.       Designar a su mejor amigo en la DINI sólo demuestra que usted quiere que sus espaldas sean bien cubiertas y que usted mismo las cuidará. Colocar a su amigo de promoción que se dedicaba solamente a un cargo de seguridad en una empresa privada, en el más alto nivel del servicio de inteligencia nacional no me sorprende. Usted quiere manejar el servicio de inteligencia a su antojo, quiere saber quién se mueve a sus espaldas. Su paranoia lo llevará a vigilar a sus amigos y aliados, lo llevará también a cometer locuras para asegurar su presencia en todos los órganos del Estado (lo de Reggiardo quizás sea algo de su paranoia). Bien citemos:
El capitán del Ejército en situación de retiro Víctor Manuel Gómez Ródríguez, quien se desempeñaba como Superintendente de Seguridad de la minera Antamina, en San Marcos, Áncash, renunció a su posición para aceptar el encargo del jefe del Estado, Ollanta Humala, y asumir la conducción de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI), el máximo organismo del sector.[3]

Designar a alguien de tan poco calibre e inteligencia en un sector donde esas dos cualidades se necesitan altamente, me demuestra lo ya expuesto de que quiere manejar inteligencia a su antojo y darle a su amigo de comer, es que la lealtad en el frente y en el servicio no se olvida verdad señor Ollanta. Si, se cómo es eso  yo también he servido, pero en frentes más complejos.
Sigamos citando señor Presidente veamos de que se encarga la DINI:

La DINI, cuya sede está en Las Palmas, donde originalmente funcionaron el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) y el Consejo Nacional de Inteligencia (CNI), coordina con todos los organismos que componen el Sistema de Inteligencia Nacional (SINA).

Al SINA pertenecen la División  de Inteligencia del Estado Mayor del Comando Conjunto, (Diemffaa) Dirección de Inteligencia del Ejército, (DIE); la Dirección de Inteligencia de la Marina (Dintemar); y la Dirección de Inteligencia de la Fuerza Aérea (Difap); además de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior (Digimin), la Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional (Dirin) y la Dirección General de Seguridad y Defensa del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Señor Presidente, qué alta responsabilidad le da usted a su amigo que sólo se dedico a cuidar las puertas de entrada y salida de asientos mineros. Dios, señor Presidente yo he cuidado bebes y  he cargado cajas, ¿qué cargo me da, general del Ejército? Vamos, ambos sabemos que es lo que hará, no se me haga señor Presidente, yo sí aprendí las lecciones de historia. Me hace recordar a un tal Fujimori y un tal Leguía, también a un tal Chávez que está en Venezuela, allá esa tierra lejana donde dice usted no tener ningún vinculo amical.

Sé cómo se portará usted, lo puedo leer, lo conozco he conocido gente de su calibre y nivel. Lo que hará será controlarlo todo, espiarnos, ver qué tramamos, ver qué pensamos. Y no le gustará, tratará usted de guiar nuestros pensamientos. Si no me cree y si se ríe, porque sacó esa propaganda tan estúpida de la comparación entre medicamentos genéricos y específicos. Ambos sabemos que es una total mentira y engaño. Existen diferencias entre los compuestos y  los genéricos. Sólo que no le conviene sacarlo al aire. El populismo lo embarga, quiere el cariño de la gente, lo huelo en el aire, usted no tuvo cariño de niño, con un padre así quien puede tener cariño, ¿no? Quiere que lo amen y hará todo lo posible para que le den amor. Así ese amor sea falso.

3.       Designar a alguien de la Fuerza Aérea le asegura el control de todo el aparato estatal y el control de sublevaciones militares.
Quien controla los aires controla la guerra. No se dice eso ahora, ¿verdad Comandante Ollanta? La Fap maneja los aires y si se le va de las manos puede controlar a los ejércitos de tierra. Tener a alguien de la Fap manejando los suministros sólo me asegura una cosa señor Ollanta: el control de todas las unidades militares a través de esta rama militar priorizando la reconstrucción de nuestra aviación, pero a su manera, no me sorprende señor Olllanta. Después de todo, los aviones Mig 29 están para eso, ¿no? Para usarse y no estar ahí estancados, ¿verdad?

A todo lo expuesto solo le diré una cosa Señor Ollanta, no me sorprende. Ninguno de sus nombramientos tampoco me asusta. Lo único que ha hecho ha sido militarizar la situación. Señor Presidente, le hago recordar que esto no es un ejército esto es un Estado, un Estado que fue formado a través de los ideales franceses de libertad, igualdad y fraternidad. Ideales que si bien no se han puesto en práctica, por tener gente avariciosa que no trabaja para el bien común, debemos tenerlos presentes, porque usted decide no sólo para los más pobres, como dice su discurso populista, sino para 27 millones de peruanos que vivirán y analizarán sus decisiones.

Usted lo que está haciendo es oponerle, aunque suene gracioso decirlo, lo contrario a los ideales franceses, que son los 3 ideales alemanes de Von Clausewitz:  Infantería, Caballería y Artillería (Daniel Mora la infantería y la caballería y Dancouart la artillería). De esa forma, ¿quiere crear un Lander alemán? Por si acaso, le hago  recordar que estamos en un mundo de dependencia  internacional donde estamos ayudándonos mutuamente. No estamos en épocas donde un Estado puede atacar, si quisiera, a otro Estado porque si.

Me falta decirle que no me asusta su estado militar. Es más, es graciosa la capacidad de un ex militar de nombrar ministros militares retirados y gente en cargos importantes, bueno, no sorprende. Después de todo, usted sólo se ha dedicado a la vida militar, que capacidad tendrá de dirigir un estado. Gracioso es que usted ahora haya llegado a ser Presidente. Bueno la mayoría  lo ha elegido, pero no siempre lo que elige la mayoría es lo correcto.

Sin más palabras, se despide burlándose de su pretendida capacidad.

Walter Abanto


[1]  La república 4-6-11
[2] El comercio  ficha del ministro del interior 2-7-11
[3] La república 3-6-11