Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

domingo, 1 de abril de 2012

NOTAS DE COMBATE- Bienvenido cachimbo villarrealino. Por Hernán I. Hurtado


Hola cachimbo:


postulantes 2012
Desde que se empezó a escribir la historia han existido espacios privilegiados para la ciencia y es así que aparecen instituciones dedicadas a cultivar las mentes en determinadas materias que con años de sofisticación se han modelado como academias y este es el caso de la “universidad” (universitas, -atis). La universidad, dentro de todo el torbellino de imperfecciones, debería ser la institución-bandera y ejemplar del conocimiento de una sociedad. Por ejemplo: los países del “primer mundo” son asociados a sus grandes científicos o intelectuales y estos a la vez son sinónimo de su alma mater. De ser un espacio elitista paso, con la reforma del 19’, a ensanchar su admisión y brillar, luego vino la ola de universidades-empresa que entienden a la educación como un negocio antes que un derecho.

En nuestro caso la UniversidadNacional Federico Villarreal (UNFV)  cimentada excepcionalmente en una gesta de campesinos de la sierra central y fundamentalmente de una población provinciana y migrante permitió el acceso al derecho de la educación a un sector popular que tuvieron como vocero a Ramiro Prialé que como docente de escuela en Huancayo conocía de cerca la imperativa necesidad de la universidad. (ir a reseña de Federico Villarreal e historia de la universidad)

Postulantes detenidos por plagio el año pasado
Cada año se celebra el proceso de admisión y concursan alrededor de 15 mil postulantes para luchar por una de las 3500 vacantes. A diferencia de las particulares, para una nacional es necesario prepararse en la mayoría de materias y muchos acuden por todo el verano o aveces hasta varios años a academias –defecto de la educación secundaria y que el Estado debería corregir con urgencia-. Entonces el sacrificio del estudio disciplinado tiene como recompensa una merecida vacante y posteriormente un respetable título o grado. Entonces resulta despreciable que se trafique y lucre con la venta de vacantes o popularmente conocidos como huachos* (próximamente se publicarán el Lexicón Villarrealino) porque perjudican y contaminan más el agonizante sistema educativo. Esto ya no resulta novedad porque siempre caen sorprendidos por la policía y luego procesados por asociación ilícita para delinquir y aun así es moneda corriente.
¡Fiesta de cachimbos!

Mis respetos y saludos a los que conscientemente le han metido punche a su preparación y ahora les toca la mejor parte que es la vida universitaria entendida como un tránsito a ser un destacado profesional y aportar su grano de arena a la sociedad.

Éxito cachimbo, bienvenido a la Villa, celebra sin moderación hasta cuando puedas y ten en cuenta unos consejos:


1.    No te conviertas en padres de familia tan pronto y menos en una borrachera.Invierte en libros como en preservativos. (Hoy tengo tantos libros como sobrinos políticos y ahijados)
2.    No abusen del libre albedrío que todo exceso es malo.
3.    Esto no es colegio ni instituto y nadie estará tras de ti para decirte lo que te toca  hacer. Aquí eres tú mismo.
4.    Reclama y combate las injusticias porque tu silencio es complicidad. Se consecuente y honra tu palabra y tus acciones
5.    Exige buenos docentes y no caigas en el burdo facilismo, prebendas, clientelaje o corruptelas.
6.    Apúrate en averiguar tu fecha de matrícula y ver tus horarios.

______
*dícese de la modalidad para contrabandear las respuestas o el examen de antemano. Hace alusión a los boletos de lotería como símil de arriesgarse y obtener el premio.