Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

martes, 16 de octubre de 2012

Fujimori le negó pensión de jubilación a Luis Alberto Sánchez estando gravemente enfermo

EXCLUSIVO
Por Santorino Izquierdo, pseudónimo del pueblo


Empezando 1992, el gobierno de Alberto Fujimori impuso el decreto legislativo 763, que abolió los beneficios de la Ley 20530 o ley de jubilación del sector público. Esta ley había sido fortalecida en sus alcances benéficos para los pensionistas mediante la Disposición General y Transitoria Nº 8 de la Constitución de 1979. Según esta disposición, a partir de 1980 y durante diez años, la pensión de los jubilados iría elevándose hasta lograr el nivel de un trabajador en funciones de la misma categoría. Este mecanismo era conocido como “cédula viva”.

Mediante el mencionado decreto, el gobierno de Fujimori abolió dichas mejoras. Siendo todavía congresista, Luis Alberto Sánchez libró una dura batalla contra dicha arbitrariedad, generando amplio respaldo de los pensionistas del sector público. Sin embargo, en abril de ese mismo año, el Congreso fue disuelto y Sánchez se vio prácticamente desempleado. LAS quiso entonces acogerse a su derecho a la jubilación. Empezaron entonces una serie de represalias para negarle una remuneración de acuerdo a su categoría. Una de las argucias fue negarle los años de servicio como congresista del período 1990-1992. Otra fue considerarlo solamente docente. Una tercera fue impedirle cobrar ya que se encontraba en querella contra el Estado.

La opinión pública expresó su disconformidad con este clarísimo abuso de poder contra el venerable LAS, desconociendo sus méritos profesionales e intelectuales, su avanzada edad y sus problemas de salud. Hubo pronunciamientos en defensa de Sánchez de numerosas personalidades y entidades, entre ellas su alma mater, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, que le otorgó en desagravio la distinción de rector emérito.

Ante el severo recorte de sus ingresos, LAS tuvo que solventar sus gastos diarios trabajando otra vez en su despacho de abogado, dando clases universitarias y ampliando su actividad como periodista.

Entre 1993 y 1994, estando muy delicado de salud, el maestro LAS elevó al Presidente del llamado Congreso Constituyente Democrático, Sr. Jaime Yoshiyama, sucesivos oficios notariales de reclamo que no fueron atendidos. Lo hizo el 16 de febrero,  el 20 de abril y el 28 de agosto de 1993. El último reclamo, airado pero firme en su derecho, fue publicado en los diarios del 5 de febrero de 1994, un día antes de su deceso. LAS murió el 6 de febrero de 1994, defendiendo hasta el final su legítimo derecho negado por el dictador, que no tuvo ninguna consideración humanitaria por el gran maestro.



Click en las imagenes para leer los documentos publicados por Luis Alberto Sánchez contra Fujmori poco antes de su muerte.