Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

domingo, 16 de diciembre de 2012

Vox populi vox Dei. Por: Víctor Raúl Trujillo de Zela y Jaicec Espinosa Sandoval


Vox populi vox Dei


Por: Víctor Raúl Trujillo de Zela y  Jaicec Espinosa Sandoval


LaSopaTeóloga comparte el rol combativo y firme por la campañana para revocar la ineptitud y deshonestidad del sillón municipal


Debemos comenzar estas líneas rindiendo un público homenaje a quien en vida fuera Antonieta Cáceres de Roca, gran mujer y esposa, abnegadísima madre y amiga.

Faltan solo tres meses para que se cumpla en forma contundente el mandato popular de la revocatoria a la alucinada y alucinante, todavía alcaldesa de Lima, Susana Villarán de la Puente. Quien en su pésima gestión al frente del municipio de Lima no ha podido construir nada importante para la ciudad y más bien, ha cometido puros desastres, tanto en las “obras” que dice haber realizado, como en su gestión y manejo político.

Además de demostrar ser una odiadora profesional de todos aquellos políticos y partidos que existen en el Perú, por pura envidia e incapacidad, como buena caviar que es, al no poder construir un movimiento que pueda calar en el pueblo.

No olvidemos que ésta señora ganó la alcaldía por el ilegal “poto audio” y la compulsiva obsesión de Jaime Bayly en contra de la candidata del PPC. El Apra ha hecho bien en dar su apoyo oficial a la revocatoria, por lo que esperamos que los pocos apristas dubitativos al respecto, conocidos como los caviarones del Partido, también contribuyan a botar a la señora Villarán del sillón municipal por su ineficiencia, ineptitud y pésimo manejo de la gestión pública, de la que se jactaban ser los “gurus” pero de la que han demostrado no saber nada, obviamente todos ellos formados en la ex PUCP.

Ejemplos de ello hay por doquier, como lo es el del Paradazo, que le ha otorgado el triste record de ser la primera autoridad municipal de Lima con muertos en su haber, con el agravante de huir al extranjero en esa fecha para escapar de la responsabilidad; la estupidez de tratar de rellenar la Herradura con arena; su incapacidad para dialogar sobre la desmesurada alza de pasajes del Metropolitano; pero sobre todo, por su constante engaño, abuso y maltrato a los trabajadores de Lima, y su total falta de consideración a los usuarios de los servicios públicos.
Sin contar con las críticas al Tren Eléctrico en connivencia con personajes del gobierno central, comandado en la práctica por una suerte de Zarina y su consorte, sus aliados hasta hace pocas horas, pero quienes acaban de comenzar a tomar distancia y a criticarla, porque según algunos rumores, la señora de la sonrisita kolynos estaría evaluando su candidatura a la alcaldía para usarla como trampolín a su soñada candidatura presidencial el 2016.Tampoco podemos dejar de comentar y censurar su intento de construir en la plaza Víctor Raúl Haya de la Torre, un monumento a Pedro Huilca, quien merece todo nuestro respeto, pero como afirma el secretario general del Apra, esa plaza no puede ser usada para colocar a otro personaje y de otra dimensión. Esto revela su pequeñez y su odio al partido del pueblo por haberse sumado a votar a favor de la revocatoria. No pasará en su vengativo intento.