Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

sábado, 2 de julio de 2011

La columna de Odiseo - Transición con baches. Por Enrique Valderrama

Los últimos días se han caracterizado por haber estado bastante movidos en el ámbito noticioso, nos hemos visto en medio de la inauguración del polémico Cristo del Pacífico, del alejamiento de Rosa María Palacios de canal 4, del distanciamiento de Alejandro Toledo respecto a su aliado Ollanta Humala, aparentemente por una falta de cortesía de este último respecto a la cuota de la Chakana en los ministerios; finalmente nuestra paciencia se pone a prueba al presenciar un nuevo acto de transfuguismo, aún no completamente consumado, que seguramente en unos días develará sus reales motivaciones.
Esta fase de transición está siendo bastante álgida para muchos, pues mientras contemplamos como se pretende a toda costa darle una imagen deteriorada al gobierno saliente, el nuevo presidente de todos los peruanos pareciese haber exportado sus manías de campaña y dirigirlas hacia la política exterior, brindando en cada caso discursos de acuerdo al país y al presidente anfitrión. Esperemos que el próximo canciller tenga la suficiente experiencia y el criterio necesario para llevar a buen puerto nuestras relaciones que, salvo un par de incidentes mínimos, se han manejado estos cinco años con prolijidad, además de haberse demostrado que la política de las “cuerdas separadas” con nuestro vecino del sur tuvo más de acierto que de error.

Tensiones palaciegas

¿A quién se parecerá?
Empezó la semana con un ambiente enrarecido por parte de la prensa más fielmente escudera del otrora candidato Ollanta Humala, quienes en diferentes niveles expresaban su desconfianza respecto a la política de alianzas del nuevo gobernante, llegando incluso en un caso a señalar que se encontraba “cercado” por quienes pretendían sacarle el mayor provecho a la victoria, cerrándole el paso a los aliados progresistas venidos de las canteras de la vieja vanguardia marxista radical. Los menos alarmistas señalaban que se debía  respaldar al Presidente electo pero que no había que “ilusionarse demasiado” por el nuevo proceso que se estaba iniciando, puesto que no estaba garantizado que la “izquierda” se haga sentir en el nuevo gobierno con la contundencia que ellos esperaban.
Pero  nuestros amigos de la izquierda marxista no eran los únicos con los ánimos caídos producto de un desaire del Presidente electo, también sorprendió Alejandro Toledo con declaraciones reiteradas que iban directamente en contra del nuevo régimen que aún no toma las riendas del país. Expresiones como “no permitiré que Perú sea otra Venezuela” y “hay dudas, hay dudas” llamaron poderosamente la atención. El misterio se develó pronto al filtrarse que la agrupación política del ex Presidente no iba a tener una gran cuota de ministerios, lo cual puso nervioso a más de un Chakano con expectativas y aspiraciones.
Este tipo de presiones, desilusiones o declaraciones son contraproducentes en una fase en la que, más allá de declaraciones contradictorias, no es posible ver ninguna calamidad o atentado contra la democracia;  desde la población percibimos estas actitudes como meras disputas por puestos públicos,  como una gresca entre un grupo que riñe por ver quién se lleva la mayor parte del botín. Los políticos que han visto en este proceso electoral la cercanía del poder deben tomar este encargo soberano del pueblo como una responsabilidad histórica que deben encarar con hidalguía y con honorabilidad. No deben permitir que el ejercicio político siga desprestigiándose más y quede a merced de la intolerancia de aquellos sectores que cada vez se sienten menos atraídos por la oferta de los Partidos y agrupaciones políticas existentes.
Recordamos la oposición del pasado
Otra movida, esta vez de un miembro que en principio estaría en esta poco cohesionada “oposición” al nuevo gobierno y que coadyuva con la percepción negativa de la política en el día a día del ciudadano es  la del congresista reelecto Renzo Reggiardo,  legislador que apareció en la política como joven promesa del fujimorismo, para luego irse a postular en la lista de Luis Castañeda Lossio; en esta ocasión sin muchos miramientos ha abandonado Solidaridad Nacional, agrupación con la que fue elegido, para ponerse en una actitud que pareciese de oferta al mejor postor, en los próximos días veremos quién da más...

¿La cabeza de San Juan bautista?

Rostros complicados
Lo que sin duda convulsionó los medios de comunicación ha sido la no renovación de contrato por parte de América televisión a la periodista Rosa María Palacios. Todos han hecho cuestión de estado sobre este asunto  y creo que no les falta razón. Cuando un programa es en efecto exitoso, tiene rentabilidad y credibilidad no es muy lógico que sea levantado del aire- Las millones de interpretaciones que le han dado al suceso apuntan en mayor o menor grado a un tema de censura política por parte del gobierno que deja el control del estado el próximo 28 de Julio.  Los argumentos que usan para alimentar esa hipótesis pueden sonar coherentes salvo por un pequeño detalle : ¿tiene realmente una administración saliente, a un mes de no ejercer el poder la posibilidad de vetar a una periodista con tal posicionamiento como RMP?
Creo que en este punto no están contemplando o no quieren contemplar una posibilidad que no sería tan descabellada: habiendo sido el grupo El Comercio fiero opositor a la candidatura del ahora Presidente electo, podrían querer ofrendarle una especie de prueba de fe y de adhesión en un afán acomodaticio con el nuevo régimen. Una suerte de cabeza de San Juan Bautista en una bandeja de plata para demostrarle el cariño y el amor repentino de este grupo editorial hacia el nuevo poder. Es sólo una hipótesis, recuerden que en la campaña de 1990 apoyaron a nuestro nobel Mario Vargas Llosa y luego estuvieron muy cerca del Presidente Alberto Fujimori, así que no sería algo muy extraño.

El Cristo del Pacífico

Finalmente no quería dejar de mencionar la inauguración del Cristo del Pacífico, que es la consumación de uno de los actos más criticados del Presidente Alan García, lo curioso es que quién acaudilló con mayor intensidad la protesta hacia el mencionado monumento (la alcaldesa de Lima Susana Villarán) salió bastante magullada en su popularidad llegando al punto de tener que retroceder en la tenacidad de la crítica. 
Ya sabemos como termino eso
Pareciese que la población está muy identificada y es muy sensible con los temas de fe, personalmente soy católico, pero creo que no estando mal el monumento per se, bien se pudo escoger otra temática colosal, puesto que se puede interpretar como un desaire al compromiso que todos debemos tener con el Estado laico, que además fue una consigna por la que lucharon y murieron valerosos jóvenes hace 88 años, el 23 de mayo de 1923, precedente histórico además del APRA. 
Mientras el país se debate en medio de esta convulsión política de alianzas y desconfianzas súbitas del futuro oficialismo y además la protesta social se incrementa, el Partido del Pueblo aún no da señales de reacción, esperemos que el proceso interno que se avecina sea  realmente completo, con un Congreso Nacional que discuta lo programático y no se centre en lo eleccionario y que abra paso a una necesaria imagen de relanzamiento que el país y la democracia agradecerán.