Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

jueves, 12 de septiembre de 2013

Solucionética - Glosario de discusiones cojudas sobre el terrorismo. Por Luis Zaldívar


Solucionética - Glosario de discusiones cojudas sobre el terrorismo

Por Luis Zaldívar


Como el tema de la ofensiva mediática de los senderistas está en boca de todos, hay algunas cosas que debemos dejar de discutir.  

1.     “Al MOVADEF hay que hacerle debate ideológico y no tomar acciones judiciales. “
Error, se tienen que hacer las dos cosas. Es típico de quienes no creen en el Estado de Derecho el pensar que una acción judicial es una persecución política, cuando lo concreto es que el Estado como expresión del Contrato Social tiene el deber de proteger a la sociedad frente a quienes le hacen apología al terror. El debate ideológico cumple una función importante en las universidades, pero no se puede prolongar en una herramienta de reclutamiento para el senderismo, quienes simplemente jugarán a ser más radicales que Patria Roja y ganarán adeptos entre los típicos resentidos con la sociedad que consumen el discurso anti-sistema que producen algunos medios de comunicación “alternativos” (tontos útiles).    

2.     “Sendero Luminoso ya no existe, sino que existen ´columnas narcoterroristas´”.
Ésta ha sido una de las discusiones más inertes de la última década. ¿Qué relevancia tiene si son sólo terroristas o trabajan con los narcos? En vez de debatir que estamos haciendo para que nuestras fuerzas armadas dejen de pasar vergüenza en el VRAEM los opinólogos limeños se han enfrascado por años en señalar una y otra vez (¡oh sorpresa!) que el narcotráfico genera redes de violencia donde aparece. Una discusión similar ocurre sobre la relación que tienen las columnas senderistas de la selva con el MOVADEF en, como si sendero no hubiese tenido militantes “políticos” en Lima y el extranjero durante los 80. Son lo mismo, hay que acabarlos, punto.  

3.     “La escalada propagandística de MOVADEF es culpa del mal trabajo de la Comisión de la Verdad”
Los que nos oponemos al pensamiento absolutista de la izquierda comunista hemos cometido por mucho tiempo el error de reducir el debate del terrorismo a una discusión  sobre la validez del informe de la CVR. Lo concreto es que dicho informe es ya política de Estado hace tiempo y para lo único que es vinculante es para las reparaciones civiles (cuyo padrón ya está cerrado) que se han venido haciendo efectivas y para unos pocos casos de militares que están en la cárcel. Si el número de víctimas que aparece en el informe está acertado o si se sobredimensionan algunos casos pierde importancia cuando vemos que los senderistas están en una ofensiva mediática. Además, francamente, casi nadie en el Perú está interesado en recordar una y otra vez el terrorismo, hay que aceptar las cosas y enfocarnos en lograr las condiciones para pasar la página.  

4.     “Sendero ha crecido por el crecimiento de la pobreza/desigualdad/exclusión/etc.”
Supongo que el actual presidente Ollanta Humala tendrá algún día que reconocer que mentía cuando decía que en el Perú las cosas iban de mal en peor y que por eso aumentaba la conflictividad. Esa lectura es falsa, malintencionada y prácticamente diseñada para beneficiar a los terroristas. Como lo ha descubierto -increíblemente tarde- la alcaldesa de Lima en los últimos meses, la conflictividad social ocurre cuando hay agitación política detrás; las protestas no son conducidas por los peruanos que trabajan 15 horas para llevar un pan a su casa, sino por los radicales que tienen tiempo y recursos para movilizar. Sendero se ha alimentado de la conflictividad jugando al descontento social, y no podemos seguir haciéndoles el juego.  



5.     “Hay que empezar una batalla por ´la memoria”
El discurso de la memoria es absolutamente ridículo, el recordar no es una política de Estado, ni siquiera es política. La memoria no la hegemoniza nadie, no puede ser expresada en fotos, cuadros, obras de teatro, ni menos puede un grupito de ONGs pretender ser las abanderadas del recuerdo colectivo.  Si algo han demostrado los terroristas es que ellos no viven en el pasado sino que están buscando como retomar acciones, no sigamos cayendo en este tonto error.

En fin, pasemos a la acción. Que hayan marchas, debates, reportajes, columnas, carátulas de periódico, señalemos a los terroristas, enjuiciemos a los que hacen apología al terrorismo, etc., pero que sea corto y contundente.  No caigamos en el juego de estos violentistas, ya ven como le ganamos a todos los otros partidos comunistas que iban por la lucha armada y terminaron defendiendo la democracia y hasta postulando a cargos públicos. Los peruanos, lo podemos todo.