Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

lunes, 12 de septiembre de 2011

Vacar a Baca. Por Hernán Hurtado

El autor cuando era flaco (hace unos meses)
Recuerden: El Patrimonio una vez destruido no se puede reconstruir o recuperar

 Al mes y medio del nuevo Gobierno las cosas empiezan algo chuecas y hediondas; El benjamín de los Humala hace lobbys en Rusia antes que su hermano Ollanta asuma el mando, luego tenemos los virajes estructurales del nacionalismo y el acomodo en el aparato estatal en pago al apoyo electoral de ciertos sectores empresariales, a esto sigue el escándalo del presidente de Devida, Soberón, revelando su apoyo a los productores ilegales de coca vinculados al narcoterrorismo (deberían llamarlo los coca-audios), mas la cacería de brujas a los trabajadores del sector público por razones políticas y las demagógicas apariciones del Presidente (siempre rodeado de tropas del ejército) en contraposición a su carencia de propuestas ejecutivas, como es el innegable caso del Ministerio de Cultura a cargo de Susana Baca.
Al margen de  preferencias, --personalmente no me gusta la música de Susana Baca--, es innegable la fama y el reconocimiento internacional de la artista de ébano, detalle que no la desmerece como conductora de una cartera ministerial tan delicada como es el Ministerio de Cultura. Sin embargo hasta la fecha sólo se ha preocupado por recalcar que debe cumplir con contratos internacionales y que ella puso en alerta al Presidente que no podía dejar de cantar. Su otra gran aparición ha sido en una publicidad del canal del Estado en una campaña contra el friaje. Cabe señalar que si bien en general, todo esto no está mal, no cabe duda que está evadiendo una responsabilidad y desatendiendo innegables prioridades.


Mientras la ganadora peruana del Grammy no pierde ninguna presentación en el extranjero, varios sitios arqueológicos estan siendo bárbaramente depredados mientras las denuncias de estos hechos se acumulan sin ser atendidas. La situación es mas grave, mientras otros ministerios van perfilando o afinando lineamientos y políticas públicas en su sector, en el Ministerio de Cultura solo hemos escuchado la propuesta del Viceministro de interculturalidad, que tambien es cuestionable por su enfoque excluyente.


Ahora la ministra se toma licencia por 16 días, --¡¿leyeron esa cifra?!-- para cumplir con sus presentaciones artísticas respaldada por el Presidente y su Premier. ¿Tanto tiempo de licencia?, ¿es correcto?... 


Considero, y en esto coincidimos muchos,  que Susana Baca no debe seguir en la cartera de Cultura. En este experimento gubernamental el más afectado es el Patrimonio Arqueológico y no puede estar en manos de alguien, que por muy buena artista o muy bien intencionada que sea, no prioriza sus funciones y prefiere evadirlas con el argumento de ser "cara cultural del país".


Naturalmente con la actual ministra tanto la cultura como en especial el patrimonio arqueológico, siguen siendo la última rueda del coche. En otros países el Estado privilegia e invierte en Cultura, vean a los mexicanos, tan preocupados por su Arqueología, o a los italianos, los chinos, los egipcios, etc. Tenemos muy buenos prospectos para poner en valor la Arqueología Andina en pro de las generaciones venideras y una "voz bonita" no puede frenar o impedir esto. La poca seriedad de la señora no puede ser materia de respaldo del Ejecutivo y los sectores intelectuales deben pronunciarse pronto.


Este ministerio termina siendo bola de ping pong en el juego de las transnacionales para licitar cualquier construcción en zonas con restos monumentales. Tenemos que perfilar una política adecuada para preservar este legado. ¿Y no es este Gobierno el que dice llamarse cantinflescamente "nacionalista"?


Es imperativo que renuncie a su cargo la ministra Baca