Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

lunes, 26 de agosto de 2013

El Apra más allá de cuatro paredes. Por Gian Pierre Poma

El Apra más allá de cuatro paredes-Junín. Por Gian Pierre Poma[1]

En muchos de los viajes que realicé por algunas zonas de mi región y de mi país pude percatarme de una común realidad, esa que te descuadra el pensamiento, esa que trauma, esa que no se ve dentro de cuatro paredes llenas de banderas y formalismos.

En estos viajes observé la falta de cultura, de información de los pobladores y por ende la gran exclusión que aún existe en nuestro país que no permite que tengan servicios básicos para vivir. En estos lugares no hay, ni siquiera, una posta médica [Si las hay sólo tienen un médico por 2 o 3 días y 2 enfermeras que se turnan para cubrir la semana]; no hay una comisaría [con mucha voluntad se organizan para proteger el pueblo como ronderos o comités de autodefensa]; tampoco hay un colegio cercano, ya que es cierto que las escuelas y los colegios quedan a más de una hora y media de camino [Tiempo aproximado si es que hay un camino hecho], un colegio que aparte de lejano, no tiene docente los cinco días de clases, una escuela que tiene a niños del tercer y cuarto grado de primaria que no saben leer ni escribir. Los niños llegan cansados después de mucho caminar con la esperanza de aprender algo nuevo, muchas veces no desayunan antes de ir a clases y gracias a los programas sociales, toman -por lo menos- leche en bolsa [Leche que muchas veces está malograda porque al encargado de supervisar no se le da la gana de revisar los productos] y un pan o lo que les toque comer ese día. 

Después de ver esta realidad tan opuesta al crecimiento económico del que tanto se jactan nuestros líderes nacionales empecé a preguntarme ¿Dónde están todos? ¿Dónde está el gobierno de la bandera de la inclusión? ¿Dónde están los señores de la religión, esos que dicen que trabajan siempre con el más pobre, con el desposeído? ¿Dónde están las organizaciones civiles, las ONG´s que  dicen luchar por  la justicia y por los derechos fundamentales? ¿Dónde están los alcaldes que prometieron tanto cambio? ¿Dónde están los líderes nacionales que se pusieron en primera fila en una marcha nacional para defender la democracia? Pero especialmente me pregunto ¿Dónde están los partidos políticos? Porque queramos o no admitirlo estas cosas se solucionan desde la política ¿Dónde están esos partidos que, al pueblo, sólo lo tienen de nombre, por ejemplo; Fuerza Popular, Partido Popular Cristiano, Acción Popular; dónde está Perú Posible? 

Especialmente, aquella vez, me pregunté dónde estaba el partido que nació del pueblo, dónde está el partido que lucha por el pan con libertad. El PAP está por encima de jornadas electorales, está siempre inmerso en las dinámicas y reivindicaciones sociales. El partido está fuera de cuatro paredes para predicar con el ejemplo y luchar de la mano con las comunidades y escalar a una sociedad en la que alumbre justicia social.

Es necesario que se vaya a la acción. El partido aprista se fundó esencialmente con obreros y estudiantes, entonces vayamos nuevamente a las universidades, empecemos a trabajar con jóvenes verdaderos, para eso salgamos a las plazas, a las canchas deportivas, creemos grupos de acción inmediata para hacernos más dinámicos e integrarnos a la realidad de los jóvenes que siguen reclamando sus derechos ¿Acaso este partido no se fundó con obreros y campesinos? ¿Acaso este partido no fue el que llevó adelante el derecho a sindicato? Entonces por qué no hacemos trabajos en las comunidades campesinas y nativas, por qué no viajamos a los lugares rurales para hacer campañas de vacunación o dar charlas de cómo hacer respetar sus derechos fundamentales, vamos a enseñar a leer y escribir a los niños y adultos que aún no saben hacerlo.

Ya no podemos seguir esperando que nos encuentren y no salir a buscar, ya no podemos dejar que el tiempo nos siga haciendo viejos ¡Despertemos! y sigamos siendo jóvenes, no dejemos de ser rebeldes, recordemos que nuestro corazón está al lado izquierdo. No dejemos de ser el partido más organizado que evoluciona al mismo tiempo que evoluciona el espacio en donde trabaja.

Recordemos que los últimos acontecimientos han demostrado que son los jóvenes quienes actúan casi al instante y que gracias a ellos el PAP sigue siendo el partido más organizado y activo, pero no es sólo trabajo de menores de 29 años, sino de todos, especialmente de sus dirigentes. Sigamos escribiendo la historia de la revolución sin balas, de nuestra doctrina, del pensamiento del jefe, de la lucha de nuestros mártires, sigamos amando cada vez más al Perú y reitero, no dejemos que los años nos hagan viejos. 




[1] Dirigente juvenil aprista de Junín y activista claretiano que por medio de diversas misiones convive con la cruenta realidad de muchos de sus paisanos. El apuesta por su partido y convoca a la acción.