Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

jueves, 26 de enero de 2012

MENÚ ECONÓMICO- INFOCOR Nooo!!!! Por Liliane Cheverier


Llega el fin de mes y los 700 soles de básico de muchos peruanos se hacen agua después de ser  duramente fraccionados en los pagos de distintas cuotas de obligaciones crediticias.

En la actualidad miles de personas están atadas a duros pagos en el sistema crediticio por el mal manejo de sus créditos o el sobregiro a su nivel de endeudamiento.

En los últimos años la demanda de colocación de créditos se ha disparado a niveles inimaginables por el poco control de estas instituciones para otorgar créditos sin tomar en cuenta el alto riesgo que tienen muchos de ellos.

¿Qué pasa cuando el cliente no tiene el correcto manejo de los créditos que adquiere? Primero, qué pasa con la famosa cuota mínima, muchos de los clientes no saben lo bueno y malo de esta modalidad de pago.

¿Qué parte de su deuda es la que  el cliente amortiza con esta cuota? Tan solo la tercera parte de ella más comisiones e intereses y a la vez esto genera una recapitalización con el monto pendiente que genera otro tipo de interés y que se verá reflejado en el siguiente mes.

¿Al final qué pasa con este cliente? Se ve sobregirado en su presupuesto mensual. ¿Por qué muchos clientes usan este tipo de pago? Porque así tiene más solvencia en ese mes para poder asumir sus otros pagos.

A esto vamos al siguiente punto que es importante tocar, la acumulación de créditos.  ¿Qué tan solvente nos hace tener más de una tarjeta de crédito? Eso solo genera que el cliente cuente con menos disponibilidad de efectivo; aparte de no poder llevar un buen manejo en sus consumos, sacas de una y sacas de la otra terminando en un fuerte endeudamiento.

Entre otras modalidades de pago tenemos el Pago Revolvente o “REVOLVING”, que significa “paga como puedes” pero condicionado a intereses más altos de lo normal, sobre todo a las personas que disponen de efectivo.

Son cuotas rotativas donde el cliente nunca sabe cuándo va a terminar de pagar su deuda  ya que ésta puede estar ajustada a 12, 24 y 36 meses y el cliente se come largos meses de intereses, proceso que a veces está sujeto a cambios por otros tipos de movimientos que pueden seguir generando que este plazo se alargue.

La ley No 26702, actualmente vigente, que fue modificada por Decreto Legislativo N° 1052, indica:
Las empresas del sistema financiero pueden señalar libremente las tasas de interés, comisiones y gastos para sus operaciones activas y pasivas y servicios. Sin embargo, para el caso de la fijación de las tasas de interés deberán observar los límites que para el efecto señale el Banco Central, excepcionalmente, con arreglo a lo previsto en su Ley Orgánica

Si el Banco Central mide el  porcentaje de lo que deben aplicar en sus tasas de interés las instituciones financieras, por qué en el mercado no se ha regulado las tasas de interés si actualmente, grandes empresas como Saga y Ripley  ya están consideradas como bancos, pero sus tarifas siguen siendo las de una financiera, sobre todo en el caso de esta última.

Lo más recomendable, si a veces no contamos con efectivo, es realizar el pago en una sola cuota para que no se nos recargue intereses innecesarios.