Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

jueves, 13 de marzo de 2014

La pérdida del Rally Dakar, Cuando la Ineficiencia y la Mezquindad se Juntan

Por: Renzo Ramos Pizá

La noticia de que por segundo año consecutivo el Perú no formará parte del Rally Dakar (ediciones 2014 y 2015), nos deja un amargo sin sabor y una obvia pregunta: ¿Qué razones hubo para que este gobierno saque al Perú del mapa del evento automovilístico más visto del mundo y que se logró con tanto esfuerzo por el gobierno anterior?

El gobierno Aprista en un trabajo conjunto entre el Mincetur y el IPD a cargo de su entonces presidente Arturo Woodman, luego de sendos esfuerzos logró que el Perú esté entre los tres países por donde pasaría la competencia del Rally Dakar, gracias a esa gestión en la edición 2012 que duró 14 días y que recorrió 8,364 kilómetros desde Mar del Plata en Argentina hasta su punto de llegada en Lima - Perú, nuestro país percibió beneficios por US$ 400 millones y al año siguiente en la edición 2013, donde Lima fue el punto de partida, este nos dejó un total de US$ 637 millones, ambas cifras generadas por el turismo receptivo.    

Un atentado contra el turismo y el deporte
Si las condiciones y gestiones para que este evento de talla mundial se diera y continuase en el país  habían cosechado sus frutos, la visión cortoplacista y mezquindad del actual gobierno echaron por la borda todo lo avanzado. El Rally Dakar se caracteriza por ser uno de los eventos automovilísticos más vistos del mundo, ya que se trasmite durante 1200 horas en  televisión a través de 190 países y tiene casi 1 millón de fans por el internet y las redes sociales que realizan más de 7.8 millones de visitas online, espacio donde nuestro país hubiera sido promocionado turísticamente a través de la Marca Perú, además el deporte peruano, que se había se adjudicado un lugar en esta rama deportiva, se ha visto perjudicado, se han perdido ingresos por publicidad que incluye patrocinadores y auspiciadores y por último el sector Turismo dejará de recibir unos 7000 visitantes en la edición 2015.

Las razones de la pérdida: Ineficiencia y mezquindad
En una entrevista para el diario el Comercio, el señor Etienne Lavigne, director de (ASO) que es la entidad responsable del Rally Dakar, preguntado por sobre cómo estaban las coordinaciones con el Perú, respondió lo siguiente:
“Son nulas. Desde octubre estamos enviando oficios al Mincetur pero no hemos tenido respuesta alguna. Estamos realmente preocupados con las posibilidades del Perú para el 2015”. Y añade: Anteriormente hemos venido trabajando muy bien con las autoridades peruanas pero hoy vivimos en un silencio total. Un vacío sideral. No hay una sola respuesta oficial sobre la voluntad del país de recibir la carrera. El Mincetur no ha dicho nada”.

Por otro lado, el argumento de la ministra Magali Silva deja una impresión negativa al decir que el Perú no cuenta con suficiente presupuesto para pagar 10 millones de dólares al evento, razón por la que el Mincetur está privilegiando otros temas.

Si analizamos esta respuesta, no puede entenderse como un país con un promedio de 5% de crecimiento anual y un PBI de US$ 200,962 millones, según cifras del FMI, diga que el evento no puede darse por falta de presupuesto, al parecer la dejadez de la ministra no le permitió hacer el estudio de costo-beneficio para determinar que la edición 2015 hubiera dejado en promedio U$S 700 millones, ¿Cuál fue la razón entonces? la respuesta se cae de maduro: La mezquindad del actual gobierno de no querer continuar con el logro gestionado por el gobierno anterior.

El tema del presupuesto además se contrasta con el argumento de la ministra, ya que el actual gobierno acaba de duplicar a S/. 30,000 el sueldo de los ministros y algunos privilegiados funcionarios públicos, lo que ha costado S/. 9 millones al país, aduciendo que se iban a traer técnicos y profesionales de primer nivel, sin embargo hechos como éste nos demuestran el verdadero nivel de los funcionarios públicos que tenemos.

Exigimos al gobierno conyugal cumpla su promesa, se necesitan ministros calificados como la anterior ministra de Comercio Exterior y Turismo Mercedes Araoz, que se esforzó para que Machu Picchu sea reconocido como maravilla del mundo, que inició el camino para tener una Marca Perú y que trajo los famosos TLC entre otros innumerables logros, que ahora no tenemos, basta de mezquindades Comandante Humala, tenemos el derecho de volver a estar en los ojos del mundo.