Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

lunes, 6 de mayo de 2013

APRA Continental, 89 años del hito fundacional. Por Hernán Hurtado


APRA Continental, 89 años del hito fundacional. Por Hernán Hurtado


Cuando se construyen movimientos sociales con cimientos bien hechos, pues viven mucho tiempo y trascienden en la historia. Hace 90 años un joven Haya de la Torre, dirigente universitario, fue deportado a Panamá y recibido por Alberto Luis Rodríguez, Presidente de la Federación de Estudiantes Panameños y una delegación de universitarios, luego escaló en Cuba y fue recibido por José Antonio Mella, presidente de la Federación de Estudiantes de Cuba, e invitado a la Universidad Popular José Martí,-así es, el mismo modelo de la Universidad Popular González Prada (UPGP)-, a compartir sus experiencias y promover la unidad de estudiantes y obreros del continente. De esta forma el 16 de noviembre de 1923 desembarca en México para inmediatamente contactarse con el destacado político y educador José Vasconcelos (Oaxaca, 27 de febrero de 1882 - ciudad de México, 30 de junio de 1959)  para colaborar en la Secretaría de Educación,-digamos el Ministerio de Educación-, en la edición de obras de literatura y en la promoción del arte y la cultura como por ejemplo las obras murales de Diego Rivera. La amistad con Diego Rivera apunta varias anécdotas como el homenaje a Zapata en Cuatla y el exacerbado discurso del general Plutarco Elías Calles, en ese momento candidato oficial a la presidencia, que le pudo costar hasta la vida “¡El programa agrarista de Zapata es el mío!” en un contexto donde se pretendía negar la vena zapatista[1].

La revolución mexicana y la reforma agraria inspiraron el pensamiento político de Haya de la Torre que germinó junto a intelectuales y artistas como Diego Rivera, Carlos Pellicer, Jaime Torres, Salvador Novo, Antonio Caso, Daniel Cosío, entre otros.

Tortilla, mezcal y tequila

La agitada agenda del colaborador de Vasconcelos le permitió ganarse un espacio entre estudiantes y académicos que retroalimentaban la idea de una América unida y justa. Aquel México dio gravitantes insumos, como la idea de la raza cósmica de Vasconcelos,  y el clima de discusiones, publicaciones y afanes por empezar “a organizar colectivamente la conciencia política del continente, frente a su problema central: la integración” diría Haya de la Torre.

Miércoles 7 de mayo de 1924: El Discurso y la bandera indoamericana

La Federación de Estudiantes de México había elegido a su nuevo Presidente y la transferencia del cargo estaría a cargo de Haya de la Torre e implicaba una elaborada ceremonia en el Salón de Actos del Museo Nacional de México con la presencia de las principales autoridades del país[2] como la presencia de Pedro Caso, Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, y algunos ministros y representantes del Gobierno. José Ceniceros[3] le alcanzó a Haya de la Torre el detalle de la bandera indoamericana para el desenlace de un sustancial discurso dirigido a la juventud del continente,  que sería hito fundacional y simbólico de la Alianza Popular Revolucionaria Americana resumida tiempo después en  “Por el Frente Único de Trabajadores Manuales e Intelectuales, Contra el Imperialismo. Y por la Justicia Social”.


Más allá del brillante discurso, el acto fue guiado por la urgencia de la acción frente al acoso y amenazas del imperialismo yanqui en Panamá, Nicaragua, Cuba y el resto del continente. Leit motiv en el que comulgaron los fundadores APRA en el destierro, persecución y martirio.

- Discurso de Haya de la Torre al hacer entrega a la Federación de Estudiantes de México de la bandera 'de la Nueva Generación Indoamericana' (Click para abrir enlace)


[1] Francisco Pineda refiere la anécdota entre Rivera y Haya de la torre, al pie de página lo señala como “Político peruano socialdemócrata refugiado en México, donde fundó el APRA el 7 de mayo de 1924”. En  “Operaciones del poder sobre la imagen de Zapata, 1921-1935”.
[2] Percy Murillo relata y apunta datos de la simbólica jornada del nacimiento del APRA. En: “Historia del APRA 1919-1945”. Capítulo II: La Fundación del Apra” pp. 51 - 54
[3] Luis Alberto Sánchez describe a José Ceniceros como uno de los incitadores a que Haya de la Torre conduzca una cruzada continental y quien le entregara la bandera indoamericana que había confeccionado su novia. En: “Haya de la Torre y el Apra” pp. 150.