Pensamiento libre sin ideología es como coito asistido

domingo, 9 de junio de 2013

A propósito de la reunión en palacio. Por: Víctor Raúl Trujillo de Zela & Jaicec Espinosa Sandoval

A propósito de la reunión en palacio

Por: Víctor Raúl Trujillo de Zela
Jaicec Espinosa Sandoval

Como lo ha afirmado el líder del Apra, Alan García, la reunión para informar sobre el diferendo marítimo entre Perú y Chile ha sido un hecho importante y constructivo, pero para el comandante Humala más importante ha sido tomarse la foto con la mayoría de los asistentes, habida cuenta de que sigue bajando en las encuestas. Pues como ha dicho nuestro agente en La Haya, Allan Wagner, hay muy poco por hacer en estos momentos, por lo que hay que esperar con calma y serenidad el inapelable y vinculante fallo de la corte, preparándonos y trabajando para la implementación del mismo, estando todos unidos tras la figura del presidente, quien es el único que dirige la política exterior del país.

Nosotros nos permitimos hacerle ver al presidente Humala que así como ha convocado a todos los líderes para informar en detalle el proceso del diferendo, también debería convocar a los mismos para tratar tres temas que están causando problemas en el ámbito político y económico. El primero es el de la reelección conyugal, pues a pesar de que la vocera de la señora Humala, la ministra Ana Jara, haya mencionado que no habrá postulación, el Perú entero quiere escuchar lo mismo pero de la boca de la pareja presidencial, para así dejar la turbulencia política actual que solo pone en peligro la democracia representativa con separación de poderes.

El segundo tema es el del reglaje y espionaje, pues los que estamos años en política, sabemos que el comandante Humala tiene asesores y amigos muy vinculados a Vladimiro Montesinos, que son los que entran y salen de la base naval para consultarle diversos temas, pero sobre todo temas de inteligencia. Pero no solo eso, también está pasando desapercibido el interés de capturar las universidades privadas bajo singulares pretextos que solo buscan volverlas dependientes del poder ejecutivo para así comenzar a descabezar a algunas.

Por último, resulta importante darle coherencia a la promoción de la inversión con políticas y señales coherentes y no contradictorias como está sucediendo actualmente. Es inadmisible que se hayan perdido 2 años por la inacción del gobierno y no se haya continuado con importante obras que venían del gobierno anterior en temas de infraestructura en transporte, educación, electrificación, titulación, salud y agua potable y alcantarillado. Pero tan importante como esto, son las señales que se emiten al sector privado, que es el verdadero motor del crecimiento económico y por ende de la creación de empleo, pues su inversión representa casi las cuartas quintas partes del nuestro PBI.

Tenga presente comandante Humala que con la política económica seguida en los últimos 20 años, pero fundamentalmente durante el gobierno de Alan García, es que el Perú creció 8% en promedio y redujo la pobreza en más de 25%, a diferencia del 2% que solo ha retrocedido en el último año con programas sociales clientelistas que solo han servido para derrochar dinero a diestra y siniestra. Escoja pues entre el modelo chavista o el modelo de la Alianza del Pacífico